Un joven de 30 años mató a su madre en la ciudad chubutense de Trelew y le confesó el crimen a su hermano, a quien le justificó el asesinato y le dijo que la mujer no lo quería.

El parricidio, que conmocionó a la provincia patagónica, fue cometido cerca de las 22:30 del pasado lunes en una casa ubicada en Ingeniero Cipolletti al 100, en el barrio Tiro Federal de la ciudad chubutense. Allí, Matías Javier Anaquín, de 30 años, atacó con un cuchillo a su madre, Doralisa Nahuelcheo.

La mujer sufrió una profunda herida en el cuello, que le terminó provocando la muerte. Tras asesinar a la mujer de 69 años, Anaquín fue hasta la casa de su hermano para contarle que se había "mandado una macana": le confesó que mató a la madre de ambos porque ella no lo "quería", según trascendió.

Click to enlarge
A fallback.

Luego de la confesión, el hermano del acusado se trasladó rápidamente hasta la vivienda del barrio Tiro Federal y encontró el cuerpo de Nahuelcheo: desde allí llamó a la Policía para dar aviso de la situación. Los uniformados detuvieron al joven de 30 años y lo pusieron a disposición de la Justicia.

Según los primeros avances de la investigación que está en manos del fiscal de Trelew, Enrique Kaltenmeier, el acusado vivía con la víctima desde hacía varios años en la casa que había compartido con el resto de sus nueve hermanos y no hay registros de denuncias ni antecedentes previos de violencia intrafamiliar. Anaquín se negó a declarar y quedó detenido en la Comisaría 2° de Trelew. PT NA