Un hombre de nacionalidad boliviana quedó detenido con prisión preventiva en el marco de la investigación iniciada el lunes pasado, cuando la Policía de Salta logró secuestrar 417 kilogramos de cocaína en caminos de la localidad salteña de El Quebrachal, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de una causa que lleva adelante la Unidad Fiscal Salta, a cargo del fiscal general Eduardo Villalba, y que implica la mayor operación de narcotráfico desbaratada por la policía de esa provincia.

El lunes pasado, los efectivos policiales hallaron una camioneta Ford Ranger cargada con 417 kilos de cocaína, en la ruta nacional 16, a la altura de la localidad de El Quebrachal, unos 255 kilómetros al sureste de la capital salteña, en el departamento Anta.

Un día después del procedimiento se detuvo a un hombre de nacionalidad boliviana, que quedó a disposición del juez federal de Garantías 1, Julio Bavio, quien en las últimas horas le imputó el delito de "transporte de estupefacientes agravado por el número de intervinientes" y le dictó la prisión preventiva.

El acusado fue localizado por los policías deambulaba en cercanías del puesto de Rentas, de la mencionada localidad, donde el hombre dio una identidad y domicilio falsos, y no pudo explicar de manera coherente la razón de por qué estaba allí, aunque sí señaló que había sido víctima de un asalto.

Al fundar la imputación, el fiscal advirtió que nada de lo que dijo el acusado pudo ser comprobado, pues el nombre y residencia que dio eran falsos, como así también se estableció que no fue víctima de ningún robo y, por el contrario, presentaba evidentes signos de haber pasado la noche a la intemperie y oculto.

Ante las evidencias y los elementos de prueba mencionados, la fiscalía solicitó la imputación, la prisión preventiva y una serie de pericias técnicas para poder avanzar con la investigación del caso.

Como fundamento de la medida de coerción, resaltó la gravedad del caso, la complejidad de la investigación, el riesgo de fuga del acusado y la posibilidad de entorpecimiento de las diligencias procesales aún pendientes.

Por su parte, el Bavio hizo lugar a los requerimientos de la fiscalía, por lo que el sospechoso seguirá detenido e imputado mientras continúa la investigación ya que se cree que en la camioneta iban cuatro personas antes de que el vehículo fuera abandonado. (Télam)