Un hombre fue detenido en las últimas horas acusado de haber participado días atrás en el robo y asesinato de una jubilada de 88 años hallada maniatada y estrangulada, mientras los investigadores siguen buscando a otros cómplices del hecho, ocurrido en el partido bonaerense de Ituzaingó, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

La detención del sospechoso, identificado como Roberto Germán Galera de 41 años, se produjo en un procedimiento efectuado por efectivos de la Estación de Policía de Ituzaingó -con colaboración de la DDI de Morón-, en la calle Marqués de Avilés y Mustoni de Hurlingham, en el oeste del conurbano bonaerense.

En el lugar los investigadores secuestraron un auto Peugeot 307 de color negro que habría sido el utilizado por los asaltantes para cargar los elementos robados a Elena Dora Marinic, asesinada en medio de una presunta "entradera".

La investigación que sigue abierta se encuentra en la búsqueda de otros cómplices.

Una fuente judicial contó hoy a Télam que la clave para llegar al sospechoso fueron "las pericias y el análisis de cámaras de seguridad y la visión del auto secuestrado con el sospechoso capturado y sus antecedentes penales por robos".

"Una cámara de seguridad municipal de Ituzaingó tomó una patente y esos números nos llevaron al sospechoso. Ahora se espera que caigan los cómplices", agregó la informante.

El hecho fue descubierto el 25 de mayo cerca de las 23.30 en una vivienda ubicada en la calle Posadas al 1300, en el barrio San Alberto, de esa localidad del oeste del conurbano.

Según las fuentes, un vecino se acercó a la casa de la víctima tras ser alertado por una sobrina de la mujer, que estaba preocupada porque no respondía las llamadas telefónicas.

Una vez allí observó que la puerta de ingreso se encontraba sin llave y, ante esa situación, realizó un llamado 911 para dar aviso a la policía.

Los efectivos de la comisaría 1era. de dicha jurisdicción arribaron al lugar y, al ingresar al domicilio, observaron que una mujer se hallaba tendida en el suelo en posición de cúbito dorsal, atada de manos y en el cuello con una tela de sábana.

Momentos después, una ambulancia llegó y constató que la víctima, identificada por la policía como Elena Dora Marinic, se encontraba sin signos vitales, y se cree que fue una muerte por estrangulamiento.

Personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de Morón, en forma conjunta con efectivos de la zona, trabajaron en la escena del crimen para determinar cómo sucedió el hecho.

Según las fuentes, los policías observaron que no había ventanas ni cerraduras forzadas, por lo que trabajan para establecer si la víctima conocía al agresor o si dejó entrar a alguien a su vivienda luego de ser engañada en un robo bajo la modalidad “entradera”.

A su vez, los investigadores solicitaron el relevamiento de cámaras de seguridad del barrio, que se encuentran enfrente de la casa y en la esquina, las cuales fueron puestas a disposición desde el municipio, y tomaron declaración testimonial a los vecinos, detallaron las fuentes.

Desde la Municipalidad de Ituzaingó informaron a Télam que el municipio está trabajando para tratar de colaborar con el esclarecimiento del crimen.

En la causa interviene la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 descentralizada de Ituzaingó, a cargo de María Laura Cristini, quien ordenó las diligencias de rigor y la autopsia para determinar las circunstancias de la muerte. (Télam)