Tres efectivos de la policía bonaerense resultaron baleados, uno de ellos con una herida en la arteria femoral, en la irrupción táctica que terminó con la toma de rehenes que se desarrollaba en la localidad bonaerense de Caseros, en la que el agresor fue abatido y el rehén fue hallado muerto, informaron fuentes judiciales.

Los tres policías heridos fueron trasladados por ambulancias que se encontraban en el operativo a hospitales de la zona, agregaron los voceros. (Télam)