Tres comerciantes de nacionalidad peruana fueron imputados acusados de haber violado a la clausura de sus locales de compra y venta de teléfonos celulares en una galería del barrio porteño de Balvanera, informaron hoy fuentes policiales.

El operativo fue realizado en un centro comercial de la avenida Corrientes al 2300, donde los oficiales de la División Sumarios y Brigadas de Prevención de la Comisaría Comunal 3 de la Policía de la Ciudad e inspectores de la Agencia Gubernamental de Control (AGC), bajo la supervisión de la Dirección General de Coordinación Operativa del Ministerio de Justicia y Seguridad, a cargo de Valeria Sikorski, allanaron varios locales.

Allí, días atrás se hicieron inspecciones en las que se clausuraron diez locales por venta de celulares denunciados en el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) como robados, se secuestraron más de 400 artículos ilegales.

Los investigadores comprobaron que tres de los locales que habían sido cerrados estaban funcionando nuevamente, razón por la cual se imputó a tres personas: una mujer de 48 años y dos hombres de 38 y 47, todos ellos de nacionalidad peruana.

La Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas Número 13, Secretaría Única, avaló lo actuado, solicitó que la AGC vuelva a cerrar los comercios en infracción y que a los imputados se le labre el acta correspondiente por violación de clausura. (Télam)