Tres hombres de entre 27 y 36 años con antecedentes penales fueron asesinados a balazos y un cuarto resultó herido en la ciudad santafesina de Rosario, durante un ataque cometido por dos personas no identificadas que se movilizaban en una moto, informaron hoy fuentes judiciales.

El triple crimen ocurrió alrededor de las 23.40 en Cerrillos al 3700, en el barrio Triángulo ubicado en el sudoeste de Rosario, y la principal hipótesis que se investiga es un ataque por venganza, dijeron a Télam fuentes de la pesquisa.

Una de las víctimas fatales, un exboxeador, había sido herido de bala en octubre de 2019 y denunció como posible autora de los hechos a una mujer que sindicó como vendedora de estupefacientes, agregaron los voceros.

Los asesinatos de anoche ocurrieron en la vía pública, en el ingreso a un pasillo de un barrio precario del sudoeste rosarino.

El Ministerio Público de la Acusación identificó a las víctimas fatales como el exboxeador Brian Nahuel Zarza (27), Lucas Ariel Luján (28) y Estaban Damián Benítez (36).

En el ataque, realizado por dos personas que se movían en una moto, también fue herido Miguel Ángel Alcaraz (41), quien permanecía internado hoy en estado "grave" en el Hospital de Emergencias de esta ciudad.

Según las primeras averiguaciones, dos personas pasaron en el rodado por el ingreso al pasillo de Cerrillos al 3700 y dispararon en varias oportunidades contra el grupo de víctimas, sin que mediara discusión previa.

La principal hipótesis de los investigadores es que se trató de un ataque por venganza o de un ajuste de cuentas.

Personal del Gabinete Criminalístico de la policía levantó de la escena del triple crimen 9 vainas servidas y tres plomos deformados, a la vez que secuestró una Honda CBR 250 sin dominio.

De acuerdo a los primeros testimonios, la moto sería propiedad de Luján, uno de los hombres asesinados, aunque la Unidad Fiscal de Homicidios Dolosos investigaba el registro del vehículo para establecer si tenía relación con los crímenes, agregaron los informantes.

Además, los voceros precisaron que las víctimas tenían antecedentes penales.

De acuerdo a los registros, Zarza estuvo imputado por delitos contra la salud pública en 2020 y por el secuestro de un vehículo con pedido de captura en 2018.

Un año después, el joven que fue boxeador resultó víctima de un ataque armado por el que denunció a una mujer como presunta autora, de la que dijo que vendía drogas.

Lucas Luján, con domicilio en la localidad de Pérez, lindera con Rosario hacia el oeste, registra por su parte una causa por encubrimiento de robo en 2011 y una detención al año siguiente, un arresto de 2015 y dos tentativas de robo, precisaron las fuentes.

La tercera víctima fatal, Esteban Benítez, con domicilio en la zona sur de Rosario, también registra entre sus antecedentes penales casos de hurto, robos, encubrimiento y resistencia a la autoridad.

Finalmente, el hombre herido, Alcaraz, que vive a una cuadra del lugar donde fue baleado, no tiene antecedentes penales registrados en la policía, indicaron los voceros.

El triple crimen ocurrió en barrio Triángulo de Rosario, donde unas horas antes fue asesinado también a tiros, mientras tomaba una gaseosa con amigos, un hombre de 34 años baleado desde una motocicleta.

En las últimas 12 horas se produjeron cinco homicidios en Rosario con las mismas características: personas que se mueven en moto y disparan hacia las víctimas sin mediar discusión.

Según el último informe del Observatorio de Seguridad Pública de Santa Fe, el 74 por ciento de los homicidios ocurridos en 2021 fueron con armas de fuego y el 21 con armas blancas, mientras el resto "está en investigación".

El 37,9 por ciento de esos asesinatos corresponden, según la clasificación del Ministerio de Seguridad, a contextos de "economía ilegal y organizaciones criminales" que dirimen en forma violenta sus contiendas territoriales.

El mismo porcentaje obedece, según el estudio estadístico, a "conflictos interpersonales" y el 4,5 de los asesinatos de este año fueron en ocasión de robo.

Más del 80 por ciento de los homicidios se produjeron en las dos principales ciudades de la provincia, Santa Fe y Rosario, y el 94 por ciento de las víctimas fueron varones jóvenes.

Según el informe, el 38 por ciento de las víctimas fatales tenían entre 20 y 29 años. (Télam)