El neurocirujano Leopoldo Luque, quien el miércoles pasado fue citado a declaración indagatoria en la causa que investiga la muerte de Diego Armando Maradona por el delito de “homicidio simple con dolo eventual”, aseguró que el cambio de calificación legal de la imputación le cayó “muy mal”, al tiempo que sostuvo que tiene "toda una “familia detrás” y que va a “defender” su “accionar”.

“Yo sé como son estas cuestiones legales, que es un momento de acusación, y que yo soy una persona que tengo toda una familia detrás y que me voy a defender…que vamos a defender nuestro accionar, me imagino, con los imputados”, dijo Luque (40) durante una entrevista realizada anoche en el programa “Vino con vos” del canal KZO.

Se trató del primer reportaje concedido por el neurocirujano, luego de que el pasado miércoles los fiscales que investigan la muerte de Maradona lo citaran a declaración indagatoria a él y otros seis profesionales de la salud, con la agravación de la imputación a “homicidio simple con dolo eventual”.

Consultado acerca de como tomó el cambio de la calificación legal, ya que hasta ese momento Luque estaba imputado de un “homicidio culposo”, el neurocirujano contestó “obvio que mal” y agregó: ”Lo que sí me hizo muy mal es que es un hecho médico. Somos médicos”.

“(Los fiscales) utilizaron muchas herramientas jurídicas para lastimar, pienso yo. Porque podemos hablar de cuestiones médicas, de omisión, negligencia, lo que quieras. Pero que nosotros hayamos tenido alguna idea de generarle un daño a Diego…eso a mí me hace muy mal, no lo puedo entender, me da ganas de salir a gritar”, aseguró Luque.

Además del neurocirujano, los otros seis imputados citados a declarar por el mismo delito son el enfermero Ricardo Omar Almirón (37); la enfermera Dahiana Gisela Madrid (36); el coordinador de los enfermeros Mariano Perroni (40); la médica que coordinaba la internación domiciliaria para la prepaga Swiss Medical, Nancy Forlini (52); el psicólogo Carlos Ángel "Charly" Díaz (29) y la psiquiatra Agustina Cosachov (35).

Las indagatorias se tomarán los lunes, miércoles y viernes desde el 31 de mayo y Luque será el último en ir a declarar, acusado también de “uso de documento privado adulterado", delito que ya le habían imputado cuando se descubrió que con una firma falsificada de su paciente pidió una historia clínica.

En tanto, Cosachov también se encuentra imputada de “falsedad ideológica”, ya que la acusan de haber asentado en un certificado y en una historia clínica que en octubre pasado el exastro futbolístico se encontraba buen estado de salud mental, sin ir a visitarlo.

En el escrito presentado ante el juez de Garantías 2 de San Isidro, Orlando Díaz, para pedir las indagatorias de los acusados -al que Télam tuvo acceso-, el equipo de fiscales, integrado por Laura Marina Capra, Cosme Sebastián Iribarren y Patricio Ferrari, consideró que los profesionales "ejecutaron acciones contrarias al arte de la salud y omitieron realizar los actos específicos que cada uno debía desarrollar en torno a su función".

Maradona murió a los 60 años el 25 de noviembre de 2020 al mediodía, en una casa del barrio privado San Andrés, de Tigre.

La autopsia determinó que murió como consecuencia de un "edema agudo de pulmón secundario a una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada" y descubrieron en su corazón una "miocardiopatía dilatada".

(Télam)