Una asociación civil denunció públicamente a funcionarios de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf) de la localidad de los Menucos, en Río Negro, para que se investigue un presunto "incumplimiento de funcionario público" en el marco del femicidio de la niña de 3 años Nahiara Soledad Miranda.

En respuesta a esta presentación, el organismo afirmó a través de un comunicado de prensa estar "a disposición del Poder Judicial para brindar toda la información que sea requerida en el marco del femicidio de Nahiara Soledad, por el cual fueron encontrados culpables Carlos Erbín y Valeria Miranda".

La denuncia fue realizada por el titular de la "Red Internacional con Visión de Género", el periodista Antonio Alberto Miglianelli, luego de que el viernes último un jurado popular declaró culpables a la madre biológica de Nahiara, Valeria Miranda (21), y a su pareja Carlos Rubén Erbin (39), por el crimen ocurrido el 7 de abril del año pasado.

En ese marco, Miglianelli radicó una denuncia en la unidad fiscal de justicia número cinco de General Roca contra los integrantes de la Senaf Danilo Emanuel Opermeier, Eliana Elizabeth Goicoechea y Alejandra trinidad Calfinao, para que se investigue sus conductas, por entender que "hubo una cadena de inoperancia y abandono".

Durante el debate oral, los fiscales Santiago Márquez Gauna, Andrés Nelli y Georgina Amaro comprobaron que la niña recibió 35 golpes en la parte delantera de su cuerpo y 11 lesiones más en su parte trasera.

En el comunicado que difundió tras la denuncia, el Senaf de Río Negro consignó que aún no había recibido "notificación sobre la presentación efectuada, la cual se conoció sólo a través de redes sociales y medios de comunicación".

En ese marco, expresó "el compromiso para brindar toda la información y documentación que sea solicitada por la Justicia, como así lo se ha hecho en otras ocasiones".

Por su parte, el periodista Miglianelli explicó que "hoy al nena podría estar viva, y es responsabilidad de la Senaf que no sea así, si se la hubiese restituido a su abuela, estaría viva", afirmó.

A su vez, durante el juicio, familiares de la víctima también responsabilizaron al organismo.

En ese sentido, el defensor oficial de Valeria Miranda, culpó al Estado del lamentable resultado, a tal punto que también lo hizo responsable de la situación de violencia, que también vivía la imputada. "Todos sabían, y nadie hizo nada", dijo el abogado Víctor Carrera. (Télam)