Un jubilado de 66 años fue torturado y asesinado a puñaladas en una casa, frente a un destacamento de guardaparques de la localidad misionera de San Pedro, y los investigadores intentan determinar si el crimen pudo haber estado motivado en un intento de robo, informaron fuentes judiciales.

La víctima fue identificada por los investigadores como José Antonio Fernández, quien fue hallado maniatado, recostado en el piso del living de su casa, sobre la ruta nacional 14, en Piñalito Sur, a unos 40 kilómetros del centro de San Pedro.

Según determinaron los investigadores, un hermano de Fernández fue quien encontró el cadáver de la víctima, ya que lo fue a visitar porque no le respondía los mensajes.

Los forenses que trabajaron en el lugar determinaron que Fernández presentaba heridas punzo cortantes en el tórax y el cuello que, para los expertos, fueron realizadas cuando aún estaba con vida como probable método de tortura.

Además, los médicos explicaron que, de acuerdo a lo que pudieron establecer en el lugar, Fernández fue asesinado en horas del mediodía de ayer.

Tomó intervención del caso, el Juzgado de Instrucción 3 de San Vicente, quien ordenó la realización de la autopsia y caratuló la causa en primera instancia como "homicidio".

El cuerpo fue encontrado por su hermano en el living de la vivienda y presentaba señales de haber sido maniatado, heridas en el cuello y punzocortantes en el tórax, dice el informe policial.

Trabajaron en el lugar peritos de la División Investigaciones y Científica de la Unidad Regional XII. (Télam)