Un testigo declaró hoy en el juicio por jurados que se le sigue a un policía acusado del travesticidio de Melody Barrera, asesinada a balazos en 2020 en la localidad mendocina de Guaymallén, que momentos antes del crimen escuchó al imputado decir que iba a "buscar el arma" para "cagar a tiros" a la víctima, porque esta le acababa de arrojar gas pimienta.

Se trata de un hombre identificado como Juan Toledo, quien al momento del hecho era conductor de Cabify y que hoy declaró en la tercera jornada del debate que se lleva a cabo en el nuevo Polo Judicial de la ciudad de Mendoza.

"Estaba trabajando y me tocó un viaje, en el trayecto veo un automóvil oscuro estacionado con las puertas abiertas, pare porque pensé que había sufrido un robo", relató el testigo ante el tribunal.

"Había una persona que le habían tirado gas pimienta en la cara. Estaba como enojado con la situación", relató el hombre sobre su encuentro con el imputado Julio Cháves Rubio (34).

Según el testigo, en ese momento, el acusado dijo: "Voy a buscar el arma y lo voy a cagar tiros."

Toledo añadió que en esas circunstancias, el policía le contó que "paró a preguntar una dirección y le tiraron gas pimienta".

Luego, el chofer recordó que se enteró del hecho "cuando estaba mirando la televisión y decían que asesinaron a un travesti y había un automóvil Volkswagen Bora oscuro involucrado".

En esta instancia, el fiscal Fernando Guzzo le preguntó sobre lo que le había dicho el acusado en el lugar del hecho y respondió: "Estos travestis de mierda mi tiraron gas pimienta en la cara".

Luego fue el turno de Flavio Fernando Cornejo, un policía de la comisaria 31, de Guaymallén, que durante su intervención contó que esa madrugada estaba de ronda y escucharon detonaciones de arma de fuego en el lateral de la Costanera.

"Llegamos al lateral de la Costanera y había una persona tirada boca abajo y que un transeúnte le dijo que después de los disparos sale un vehículo, posible Bora", contó el policía y agregó: "Esta persona –por Melody- estaba aún con vida y era asistida por las compañeras".

También declaró hoy el subjefe de Investigaciones de la policía de Mendoza, Favio Rodríguez, quien explicó que observaron por "las cámaras de seguridad un auto con las características señaladas saliendo del lugar".

Además, contó que se entrevistó con el chofer de Cabify y que este le comentó que el acusado le había dicho que iba a buscar un arma para "cagarlos a tiros".

Consultado sobre los disparos que recibió la víctima, el subjefe opinó que la misma madrugada advirtió que el tirador era "de una fuerza" por "lo certero de los disparos, incluso a corta distancia".

"Esa certeza da cuenta de una persona de Seguridad", concluyó el funcionario policial.

Una vez finalizada la ronda de testigos, el tribunal pasó a un cuarto intermedio hasta mañana a las 8.30, cuando continuarán las testimoniales.

El travesticidio de Melody fue cometido la madrugada del sábado 29 de agosto de 2020, cuando la víctima recibió seis disparos de arma de fuego desde un vehículo en calle Correa Saa y Costanera, de Guaymallén, a pocos metros del límite con la capital mendocina. (Télam)