Una presunta organización delictiva acusada de adulterar y vender cigarrillos fue desbaratada tras diez allanamientos realizados en la ciudad de Rosario y en distintas localidad del interior de la provincia de Buenos Aires, en los que fueron detenidos ocho de sus integrantes y se secuestraron más de dos millones de atados de cigarrillos.

Fuentes policiales y judiciales aseguraron a Télam que durante los allanamientos se secuestraron además más de cuatro millones y medio de estampillas fiscales de una marca de cigarrillos, como así también una pistola calibre 22 y un revólver calibre 38 y más de 40 computadoras.

Según los investigadores, como consecuencia de los procedimientos fueron detenidas 8 personas por orden del juzgado federal 3 de Morón, que hizo lugar al pedido del fiscal federal Santiago Marquevich.

Las fuentes judiciales explicaron que, tras ser notificadas del inicio de la investigación por la supuesta asociación ilícita, adulteración y venta fraudulenta de cigarrillos y tenencia de armas, los 8 detenidos fueron liberados, aunque siguen bajo sumario.

Además, los pesquisas aseguraron que la justicia dispuso la clausura de una planta tabacalera con sede en la ciudad de Rosario, a la que se investiga por la supuesta evasión impositiva. (Télam)