Un hombre fue detenido hoy en la ciudad santafesina de Rosario y le secuestraron en una vivienda varias armas, municiones y cuatro vehículos con pedido de captura, uno de ellos presuntamente utilizado en el asesinato de un joven que fue acribillado en una plaza delante de su hijo de cuatro años, informaron hoy fuentes policiales.

La detención se produjo luego de que la Policía persiguiera a un grupo de personas que robó un Chevrolet Corsa en Rosario y fuera hasta la localidad de Villa Gobernador Gálvez, donde aparentemente guardaban los vehículos.

"El más importante es un Ford Focus color ladrillo que sería el utilizado en el homicidio de Luciano Gómez, el 2 de febrero", dijo a Télam el jefe de la Policía de Rosario, Adrián Forni.

El comisario añadió que "en la madrugada de hoy se realizó este procedimiento muy importante, sobre todo en lo judicial" y señaló que entre las armas secuestradas había un fusil FAL que habría sido utilizado en un hecho de abuso de armas ocurrido esta semana.

Según la investigación, la Policía persiguió a quienes habían robado el Corsa en la zona sur de Rosario hasta Villa Gobernador Gálvez, donde uno de ellos bajó en un domicilio.

La vivienda fue allanada y los efectivos secuestraron un Peugeot 408, el Corsa, un Ford Focus y otro vehículo cuyos detalles no trascendieron.

El jefe de Policía sostuvo que el Focus sería el utilizado por las personas que el martes balearon en un plaza de Rosario a Luciano Nahuel Gómez (23), asesinado delante de su hijo de cuatro años.

Según explicó, quienes cometieron el homicidio se movían en un Fiat Palio que fue encontrado incendiado unas horas después del crimen, y luego siguieron la fuga en el Ford secuestrado esta madrugada.

“Dentro de los vehículos había bidones de nafta, se ve la que la tendencia delictiva es destruir los vehículos como pasó con el Fiat Palio que se utilizó en el homicidio de Luciano Gómez”, dijo el comisario Forni.

Precisó que también se secuestró en el lugar una pistola calibre 9 milímetro, una calibre .22, una escopeta 12/70 y un fusil FAL, además de gran cantidad de municiones para esas armas.

“Es importante porque hace poco hubo un hecho de abuso de arma en donde se utilizó un fusil FAL”, agregó Forni.

Además, sostuvo que “la Agencia de Investigación Criminal (AIC) está trabajando para relacionar todos estos elementos secuestrados”.

Gómez fue asesinado el martes a las 19 en una plaza de la zona sudoeste de Rosario, mientras jugaba al fútbol con su hijo.

Según la investigación, un grupo de personas que se movía en un auto dio una vueltas a la plaza, luego bajó uno y le disparó sin mediar discusión, delante del niño.

Una de las hipótesis que manejan los investigadores es que el homicidio podría tratarse de un error, dado que los agresores buscaban a un familiar de Gómez que utilizaba una moto igual a la suya.

Tampoco descartan que se pudiera tratar de una venganza contra el familiar del joven asesinado, dijeron los informantes. (Télam)