Un hombre de 34 años acusado de haber intentado asesinar a su expareja a puñaladas en la ciudad de Mar del Plata fue detenido en las últimas horas luego de permanecer cuatro días prófugo, y tras ser capturado se negó a declarar, informaron fuentes judiciales

Se trata de Lucas Ostachi, quien el pasado martes hirió de cinco cuchillazos a Natalia Montes (34) en la vivienda en la que ella reside temporalmente en el barrio Las Dalias, en la zona norte de la mencionada localidad balnearia.

Según indicaron los voceros, Ostachi fue aprehendido el sábado por la tarde por personal del Comando de Patrullas Norte, mientras circulaba por calle Beltrán y Los Helechos, a cinco cuadras del lugar del ataque a su ex pareja, luego de permanecer cuatro días prófugo.

Tras su captura, el hombre fue alojado a la Unidad Penal 44 de Batán, imputado por el delito de "tentativa de homicidio agravado por el vínculo".

En tanto, esta mañana el agresor fue trasladado a los tribunales marplatenses, donde se negó a prestar declaración ante el fiscal Alejandro Pellegrinelli, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5.

Ostachi está acusado de haber ingresado el martes último por la noche a la vivienda en la que Montes reside, ubicada en Godoy Cruz al 7300, y ocasionarle cinco heridas de arma blanca.

A causa de las lesiones, la mujer debió ser trasladada al Hospital Interzonal General de Agudos, donde permaneció internada dos días.

La víctima, quien había terminado su relación con el agresor una semana antes, precisaron fuentes judiciales, sufrió heridas en el tórax, en el cuello, espalda, en una pierna, y un corte grave en un tendón del brazo derecho.

En el ataque, Ostachi hirió además de un tajo en un brazo a la dueña de la vivienda, amiga de Montes, al intervenir para defenderla.

El hecho fue investigado inicialmente por la fiscal Graciela Trill, a cargo de la UFI de Composición Temprana de Conflictos Penales, quien caratuló preliminarmente la causa como "lesiones doblemente agravadas por el vínculo y por violencia de género".

Desde el último viernes, mientras el acusado continuaba prófugo, la causa pasó a manos de la UFI 5 y fue recaratulada. (Télam)