Un hombre acusado de matar a golpes a su expareja en una vivienda de la ciudad bonaerense de La Plata se negó hoy a declarar ante la fiscal de la causa y seguirá detenido, informaron fuentes policiales.

Se trata de José Luis "El Puma" Rodríguez (59), quien está imputado del "homicidio agravado por el vínculo, en contexto de violencia de género y alevosía" de la costurera Patricia Alejandra Aybar (56).

"El hombre compareció hoy ante la fiscal de la causa, Cecilia Corfield y se negó a declarar", informó a Télam una fuente judicial.

El hecho fue descubierto el martes último por Laura, la hija de Rodríguez y Aybar, cuando ingresó a la cocina del departamento de su madre, ubicado en la calle 80, entre 118 y 118 bis, de la capital bonaerense.

Según los investigadores, algunos vecinos del edificio primero escucharon una discusión a los gritos, golpes y luego vieron salir a toda prisa a un hombre del edificio, que subió a un auto Peugeot 308 blanco y salió "arando sobre el asfalto".

"Había sangre por todos lados. (La mujer) estaba tendida en el suelo, inconsciente y con una herida sangrante en la cabeza", explicó una fuente policial.

De acuerdo a los investigadores, la autopsia determinó que la víctima fue asesinada con un objeto contundente, tras ser sometida a una brutal golpiza.

Fuentes de la Municipalidad de La Plata precisaron que el Centro de Monitoreo aportó imágenes del vehículo Peugeot cuando alrededor de las 15.30 escapó de la zona y circuló por las calles 620 y 80, 117 y 80, 120 y 75, y las entregó a la Delegación Departamental de Investigaciones platense, que interviene en la pesquisa.

La hija de la costurera contó a los efectivos que su madre se había separado del sospechoso por los constantes episodios de violencia que sufría, pese a que la víctima no formalizó denuncias en ese sentido.

En tanto, personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de Quilmes detuvo ayer al acusado en la zona sur del conurbano.

Fuentes policiales dijeron que lograron rastrear al imputado mediante las antenas de telefonía celular y gracias a la declaración de algunos testigos.

Uno de ellos fue un empleado de un local de Bonafide, ubicado en las calles Alsina entre Moreno y Lavalle, de Quilmes, quien contó a la policía que había visto al hombre y éste le preguntó por un hotel en la zona, reconociéndolo como la persona que era buscada por el crimen de Aybar.

Tras desplegar un operativo encubierto, personal policial logró detectar que "El Puma" se movilizaba en un automóvil Peugeot 308, similar al que se observaba en las cámaras de seguridad, procediendo a su interceptación en las calles La Rivera y 460, de Quilmes.


(Línea 144: atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género. Por WhatsApp: +5491127716463). (Télam)