El exjuez del Tribunal de Casación bonaerense Manuel Ordoqui, detenido ayer tras ser destituido de su cargo por un jurado de enjuiciamiento, se negó a declarar hoy en la causa en la que se lo imputa de integrar una asociación ilícita presuntamente liderada por el exmagistrado César Melazo y que se dedicaba a favorecer a delincuentes junto a barrabaravas, policías y funcionarios judiciales.

Ordoqui fue indagado esta tarde por la fiscal de Instrucción platense, Betina Lacki, quien lo investiga por los delitos de presunto "cohecho pasivo, ocho hechos de tráfico de influencias".

El exjuez se convirtió ayer en el primer juez del Tribunal de Casación Penal provincial en ser destituído por un jurado de enjuiciamiento.

Orodqui, quien ya estaba suspendido de su cargo, fue hallado responsable de incumplimiento de los deberes de funcionario público, graves irregularidades en los procedimientos a su cargo o donde hubiere intervenido, actos de parcialidad manifiesta y toda acción u omisión que implica la defección de la buena conducta que exige la constitución para el desempeño de su magistratura.

La destitución se produjo ayer y horas después de la misma Ordoqui, ya sin fueros, fue detenido en su casa de las calles 481, entre 29 y 30, de la localidad platense de Gonnet.

Según el jury, entre 2017 y 2018, en el marco de la tramitación de ciertos legajos casatorios, Ordoqui "actuó con parcialidad manifiesta en beneficio de un justiciable (Juan Ariel Heine). Al mismo tiempo, faltó al decoro y la dignidad de su función e incumplió los deberes inherentes a su cargo al brindar información interna y asesoramiento -al punto de redactar personalmente un escrito judicial a presentar en una causa sometida a su jurisdicción- a particulares (Lidia María Perna y el nombrado Heine)".

"También recibió dádivas por estas gestiones y solicitó dinero para quien oficiara como secretaria privada, una vez descubiertas las ilegales maniobra", señaló el fallo.

Otro caso atribuido a Ordoqui ocurrió en 2010, cuando la fiscal Lacki investigaba el homicidio de Juan Farías, quien formaba parte de una banda que había cometido delitos contra la propiedad y estaba integrada también por policías que liberaban zonas y que, al parecer, contaban con la protección del por entonces juez Melazo.

Por ese hecho, Lacki se contactó con un detenido por doble homicidio, Javier Ronco, quien le contó que entregaba dinero al fiscal Tomás Morán y que tenía "una punta" en Casación, quien resultó ser Ordoqui, quien en las escuchas era nombrado como "el tío" por haber mantenido en el pasado una relación sentimental con la tía biológica de dicho preso.

Por la misma causa que investiga Lacki, el exjuez de Garantías Melazo, comenzó ayer a ser enjuiciado junto a otros 14 imputados en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de La Plata.

Al momento de elevar el expediente a juicio, Ordoqui era investigado como acusado de otorgar arrestos domiciliarios a cambio de dinero, pero no pudo ser procesado porque poseía fueros, mientras avanzaba el jury que culminó ayer con su destitución.

Según la investigación que tuvo a su cargo la fiscal Lacki, los procesados integran una asociación ilícita que cometía "robos bajo la modalidad de escruche, robo de autos, su posterior reducción; adulteración y venta, comercialización de estupefacientes, con un mismo modus operandi, con división y organización de tareas".

Además, precisó que "algunos de ellos, en su condición de efectivos policiales, aseguraban la zona, entregaban los trabajos y brindaban cobertura policial" y el exjuez Melazo se presume brindaba protección a la banda.

Por su parte, Melazo renunció a su cargo en junio de 2017 cuando estaba apartado de sus funciones, de manera preventiva, por decisión del jury de enjuiciamiento abierto en su contra a partir de tres denuncias por mal desempeño y presuntas irregularidades en su juzgado.

En abril de 2019, la Cámara Penal de La Plata rechazó el pedido de prisión domiciliaria que presentó Melazo por considerar que no integra la población de riesgo por coronavirus para acceder a la detención domiciliaria por lo que continúa detenido en el Complejo Penitenciario I de Ezeiza. (Télam)