El exconvicto y boxeador detenido acusado de participar del triple choque sobre la ruta 210 del partido bonaerense de San Vicente en el que murió un hombre y otras cuatro personas resultaron heridas, se negó a declarar hoy ante la fiscal de la causa y continuará preso, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Braian Norberto Calla (33), quien se encuentra imputado del "homicidio culposo agravado" en perjuicio de Cristian Marcelo Fredes (23) y de "lesiones culposas" en relación a los otros cuatro heridos.

Voceros judiciales informaron a Télam que Calla se negó a declarar hoy por consejo de su defensa ante la fiscal de San Vicente Silvia Bussano y que tras ello quedó formalmente detenido en la causa.

En tanto, la fiscal Bussano aguardaba el resultado final del estudio que le indicará el dosaje de alcohol en sangre que presentaba Calla al momento del hecho.

Por su parte, dos de los cuatro personas que resultaron heridas tras el triple choque continuaban esta noche internadas, mientras que las restantes ya fueron dadas de alta, informaron fuentes judiciales.

El episodio que se investiga ocurrió el domingo a la noche a la altura del kilómetro 49 de la ruta 210 y si bien inicialmente la familia del joven fallecido denunció que a Fredes lo habían matado a golpes durante una pelea tras un accidente de tránsito, los pesquisas creen que todo sucedió en un episodio que tuvo dos secuencias de choque.

Es que, de acuerdo a las pruebas obtenidas hasta el momento, primero se habría producido un choque y luego un segundo impacto del auto conducido por el exboxeador contra los dos que habían colisionado antes y, cuyos conductores, se habían bajado para pasarse los datos, explicaron los voceros.

En esta línea de investigación, se cree que el primer choque se produjo cuando el Chevrolet Corsa conducido por Fredes, quien viajaba junto a su esposa, Karen (24), y el bebé de 7 meses de ambos, fue embestido de atrás por un Chevrolet Onix, en el que iba Andrés Mantegazza (32), según las fuentes hermano del intendente de San Vicente, con Sebastián Maya (32).

Luego, en lo que se cree fue un segundo choque ocurrido minutos después, cuando ambos conductores ya se habían bajado de sus autos, un Citröen C4 conducido por el boxeador Calla impactó contra ellos.

A raíz de esa segunda colisión, Fredes murió, y su cuñado, un joven identificado como Lucas Altenofer (29), quien iba en otro auto que no había participado del choque pero se había bajado a acompañar a su familiar, resultó gravemente herido.

También quedaron lesionados los ocupantes del Onix y la esposa de Fredes, mientras que el bebé resultó ileso.

Los voceros agregaron que al llegar la policía del Comando de Patrullas de San Vicente al lugar vieron que había otro automóvil, un Volkswagen Fox, en el que cuatro hombres y una mujer intentaban retirarse del lugar junto al boxeador dueño del Citroën, quienes fueron demorados hasta que se tomaron sus datos.

El boxeador, que resultó ser un exconvicto, presentaba "aliento etílico", lo que fue constatado por el médico que lo revisó tras ser demorado, aseguraron fuentes de la pesquisa.

Fuentes judiciales aseguraron que la fiscal Bussano recibió un informe preliminar de la autopsia al cadáver de Fredes (23), que reveló que "la muerte se produjo por insuficiencia cardiorrespiratoria por politraumatismos compatibles con el accidente".

De esta manera, y sumado a otros elementos incorporados al expediente como por ejemplo la declaración de uno de los heridos, para la fiscal queda descartada la hipótesis de que Fredes haya sido asesinado a golpes por otro de los involucrados en el triple choque en una pelea posterior, como aseguraban los familiares de la víctima.

(Télam)