Lucas Pertossi, uno de los ocho acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa, ocurrido el 18 de enero de 2020 en la localidad balnearia bonaerense de Villa Gesell, aseguró hoy que "en ningún momento" tuvo "intención de matar a nadie" y que no le pegó a la víctima, tras pedir declarar en el marco del juicio por el crimen, que se lleva adelante en la ciudad de Dolores.

"Siento mucha pena por todo lo que pasó, quiero aclarar que yo en ningún momento le pegué a Fernando Báez Sosa, en ningún momento lo toqué ni participé en un plan para matar a nadie", dijo el acusado ante el Tribunal Oral en lo Criminal 1.

(Télam)