Un Tribunal de Bahía Blanca reprogramó para el año próximo un juicio oral y público que estaba previsto comenzar este martes y por el cual se encuentran siete personas imputadas en el marco de una causa por estafas y tentativa de extorsión en remates judiciales que se llevaban a cabo en esa ciudad y en la región de sur bonaerense desde el 2013 hasta el 2018, informaron hoy fuentes judiciales.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3, integrado por los jueces Eduardo D´ Empaire, Daniela Castaño y Julián Saldías, resolvió por pedido de las defensas postergar hasta el año que viene el juicio en la causa denominada "La Liga" investigada por distintas maniobras, directas o indirectas, vinculadas con el accionar de una banda que coaccionaba y estafaba en remates judiciales.

Fuentes judiciales señalaron que el TOC decidió suspender el inicio del debate previsto para el 21 de setiembre y reprogramarlo para el año próximo tras pedidos efectuados por los representantes de los imputados por problemas de agendas y por la pandemia del coronavirus.

"En el marco del debate se iba a analizar la conducta de siete personas acusadas de asociación ilícita y estorbo o impedimento de acto funcional y tentativa de estafa procesal en concurso real", dijo un vocero.

Se trata de Claudio Daniel Trabucco, Claudio Oscar Del Valle, Vicente Domingo Ponce, Ricardo Gustavo Roldán, Néstor Horacio García, Rodrigo Emanuel Garcia y Marcelo Alejandro Sansoe, añadieron las fuentes.

Seis de ellos fueron imputados por ser miembros de una "asociación ilícita", en tanto que a Sansoe lo acusaron del delito de "estorbo o impedimento de acto funcional y tentativa de estafa procesal, en concurso real".

La causa comenzó a ser investigada en el año 2015 por el exfiscal Sebastián Foglia, quien ahora se desempeña en el fuero federal por lo que en el debate lo reemplazará el fiscal Gustavo Zorzano.

La investigación determinó que desde el 2013 hasta finales del año 2018, los imputados Trabucco y Del Valle, como organizadores, junto a Ponce, Roldán, los García y otras personas no identificadas hasta la fecha como miembros, conformaron una sociedad informal autodenominada “La Liga”.

De acuerdo a la acusación, la organización estaba destinada a cometer distintos delitos en perjuicio de la libertad de las personas, la propiedad privada y la administración pública en la esfera de las subastas ordenadas en el ámbito del Departamento Judicial Bahía Blanca. (Télam)