Un fiscal de la localidad de Venado Tuerto fue removido hoy de su cargo por Legislatura provincial luego de quedar imputado con prisión domiciliaria por nueve delitos, entre ellos enriquecimiento ilícito y cohecho, y se convirtió así en el tercer representante del Ministerio Público de la Acusación (MPA) santafesino que queda preso.

Se trata del fiscal Mauro Blanco, detenido el 16 de abril pasado por su presunto vínculo con un vendedor de drogas al menudeo de dicha localidad de Santa Fe, a quien le habría comprado estupefacientes y que utilizaba como "fuente" para realizar investigaciones.

Fuentes legislativas informaron a Télam que en una sesión conjunta de las Cámaras de Diputados y Senadores de la provincia aprobó hoy por unanimidad el dictamen de la comisión de Acuerdos, que proponía la remoción de Blanco de su cargo por mal desempeño de sus funciones.

El año pasado también había sido removido el fiscal de Rosario, Gustavo Ponce Asahad, por el presunto cobro de coimas de un capitalista de juego ilegal.

Por esa misma causa renunció el fiscal Regional de Rosario, Patricio Serjal, y ambos se encuentran detenidos con prisión preventiva.

En tanto, el fiscal de Venado Tuerto había sido imputado el 19 de abril pasado por su par de la ciudad de Reconquista, Leandro Mai, por la presunta comisión de nueve delitos.

Entre ellos se destacan enriquecimiento ilícito, cohecho pasivo, omisión de denuncia e incumplimiento de los deberes de funcionario público y de promover la persecución penal, precisaron voceros del caso.

La investigación que tiene a Blanco como imputado se inició en diciembre de 2019 cuando el fiscal federal de Venado Tuerto, Javier Arzubi Calvo, detectó en escuchas telefónicas de una causa seguida a un narco, Javier Roldán, conversaciones con el fiscal de la Justicia ordinaria.

A partir de entonces se inició una investigación interna del MPA a Blanco, quien de acuerdo a las averiguaciones habría mantenido contacto con el comercializador de drogas tanto para la adquisición de estupefacientes como para que le pasara datos que utilizaba en legajos oficiales.

Blanco también quedó ligado mediante a otra escucha a un narco que está preso en la unidad penal santafesina de Piñero, quien en diálogo con su pareja le preguntó "a que fiscal le diste plata", y la mujer respondió con el apellido del funcionario removido hoy.

A la vez, se inició una pesquisa contra Blanco por su incremento patrimonial.

El ahora exfsical quedó detenido con prisión domiciliaria sin plazo, al tener a dos menores a su cargo tras el fallecimiento de su esposa, indicaron las fuentes. (Télam)