Uno de los ocho presos que se habían escapado de la cárcel santafesina de Piñero el 27 de junio pasado, fue recapturado hoy tras un allanamiento en una casa de la zona sur de Rosario, por lo que solo quedan tres prófugos, informaron fuentes policiales.

Se trata de Alejando Candia (35), quien fue apresado por la policía provincial en una vivienda ubicada en Presidente Quintana al 2000, casi en el cruce con Moreno, en la zona sur de Rosario.

Según los investigadores que participaron del procedimiento, el prófugo se ocultaba en un cuarto ubicado en el fondo de un pasillo, donde estaba acompañado por otras dos personas que quedaron detenidas por el presunto delito de encubrimiento.

El recluso fue ubicado luego que una vecina alertó a la policía porque le llamó la atención sobre la presencia de un hombre que podría tratarse de uno de los evadidos de la Unidad Penitenciaria 11 (UP11) de Piñero.

Con Candia, ya son cinco los presos recapturados, aunque por el momento no fue encontrado Claudio "Morocho" Mansilla, un narco de 38 años involucrado en tres asesinatos y quien se sospecha que fue el "cerebro" de la fuga del 27 de junio pasado.

Según fuentes policiales, Candia es un preso condenado por robo y que ya había protagonizado una fuga anterior, cuando huyó mientras era trasladado en un minibús del Servicio Penitenciario en la autopista Rosario-Santa Fe el 8 de mayo del año 2019.

Los reclusos que continúan prófugos son, además del "Morocho" Mansilla, David Piscione y Martín Cartelli, sobre quienes la Justicia de Santa Fe ya ordenó la captura internacional.

Mansilla, sindicado como un narco del barrio Santa Lucía, de Rosario, estaba siendo juzgado por el homicidio de dos adolescentes y finalmente fue condenado, sin su presencia, a la pena de 25 años de prisión por ese hecho.

Los presos recapturados hasta el momento son, Ezequiel Rodolfo Romero, Alejandro Antonio Schmittlein, Joel Rojas y Sergio Cañete.

La espectacular fuga de los ocho internos de la Cárcel de Piñero, ubicada a 30 kilómetros de Rosario, ocurrió el último 27 de junio, cuando la unidad penitenciaria recibió un ataque desde el exterior.

En el ataque participaron tres hombres que estaban a bordo de un vehículo y contaban con subfusiles automáticos FMK3, pistolas calibre 9 milímetros y 11.25 milímetros, con las que se enfrentaron a tiros con el personal penitenciario mientras cortaban los dos tejidos del vallado.

A raíz del tiroteo, murió uno de los tres atacantes que llegaron desde el exterior, mientras que un interno resultó herido. (Télam)