Efectivos de la División de Investigaciones de la Comisaría Comunal 14 de la Policía de la Ciudad realizaron una inspección ocular en el boliche Crobar, en el marco de la investigación por la denuncia de dos menores sobre un abuso sexual. La denuncia fue radicada en la Comisaría Vecinal 14 C el fin de semana y en la misma, dos menores de edad indicaron que fueron drogadas con alguna sustancia introducida en la bebida, tras lo cual al menos una de ellas, fue víctima de abuso. Ante esta situación, este miércoles se realizó una inspección ocular con la autorización del responsable del boliche, en donde los efectivos encontraron que había más cámaras que las aportadas en su momento, así como también que en la lista de empleados que se les acercó faltaban los encargados de relaciones públicas. La información obtenida fue volcada en el sumario y se le solicitó al fiscal que tramite la orden de allanamiento a fin de proceder al secuestro del DVR que pudiera contener la totalidad de las filmaciones del último sábado. La investigación es encabezada por la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Número 58, a cargo del doctor Jorge Fernández y ante la Secretaría del doctor Gustavo Amellotti, con injerencia del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N56, del doctor Alejandro Litvack, Secretaría 56 del doctor Hernán Torres. El hecho ocurrió el sábado por la madrugada cuando dos menores se acercaron al Hospital Fernández informando que habían sufrido un abuso en un boliche, de inmediato la institución llamó al 911 y personal de la comisaría vecinal 14 C de la Policía de la Ciudad se acercó al lugar. Los padres de las dos jóvenes señalaron que habían tomado bebidas alcohólicas, perdieron el control de sus sentidos sensoriales y, según consta en la denuncia, ambas estaban con dos empleados de relaciones públicas del local, quienes, al verlas desvanecidas, se habrían abalanzado sobre ellas y las manosearon, sin acceso carnal. MC/KDV NA