El hombre acusado de atacar de una puñalada a otro a bordo de un colectivo de la línea 152 durante una discusión que se inició porque subió sin pagar y no mantenía la distancia social dentro de la unidad, en el barrio porteño de Palermo, será sometido a nuevos peritajes psiquiátricos y psicológicos para establecer si es o no imputable, y luego volverá a ser indagado pero por homicidio, debido a que ayer la víctima murió.

Fuentes judiciales informaron a Télam que por orden del juez

Darío Bonnano, a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 33, el acusado Juan José Báez (39) será sometido a nuevos y exhaustivos estudios por parte de especialistas del Cuerpo Médico Forense (CMF) con el fin de determinar si comprendió la criminalidad de sus actos y dirigió sus acciones al momento del hecho ocurrido el lunes 5 de este mes, es decir si es o no imputable.

Ni bien fue detenido, a Báez se le realizaron algunos estudios aunque en ese momento fueron para saber si estaba o no en condiciones de brindar una declaración indagatoria por la "tentativa de homicidio" del ciudadano peruano Franklin Bedón Galarza (44).

Tras la muerte de la víctima, ocurrida ayer a la tarde en el Hospital Rivadavia, donde estaba internada, Báez pasó a estar acusado de "homicidio simple", por lo que será nuevamente indagado por ese delito la semana próxima, según dijeron las fuentes.

Bedón Galarza había sido trasladado al centro de salud con el cuchillo de carnicero aún clavado en el abdomen por una ambulancia del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME).

El hombre se recuperaba tras ser sometido a una cirugía, sin embargo su cuadro empeoró en las últimas horas y finalmente murió ayer.

El imputado, que tiene antecedentes penales por “resistencia a la autoridad y robo” de 2017, se negó a declarar la primera vez, cuando lo acusaron de la "tentativa de homicidio".

El hecho ocurrió el lunes pasado a las 19.30 en el cruce de avenida Santa Fe y Vidt, en el barrio de Palermo, donde efectivos de la comisaría vecinal 14A se encontraron con un colectivo de la línea 152 detenido; a uno de sus pasajeros, Bedón Galarza, con un cuchillo clavado en el abdomen; y al imputado Báez retenido en la vereda por un grupo de vecinos.

De acuerdo a lo que pudieron reconstruir los investigadores, todo comenzó unas cuadras antes a bordo de ese interno 56 de la línea 152, cuando Báez se subió sin pagar a la unidad y se ubicó muy cerca de una pareja que había ascendido al colectivo junto con él.

Un vocero policial explicó que en ese momento el pasajero Bedón Galarza salió en defensa de esa pareja, le dijo a Báez que mantuviera la distancia y así se inició una discusión que culminó cuando el ahora detenido extrajo un arma blanca y lo apuñaló.

El agresor bajó del colectivo e intentó escapar a la carrera, pero un encargado de un edificio de la cuadra que advirtió que algo había sucedido con ese hombre que escapaba, lo interceptó y lo retuvo con ayuda de otros vecinos hasta la llegada de la policía. (Télam)