Una vecina de la familia Chimielli, acusada de asesinar, descuartizar y quemar a María Alejandra Abbondanza en una casa de la ciudad bonaerense de Campana, dijo hoy que "quedó impactada" cuando se enteró de que sus vecinos estaban involucrados en el femicidio al ver en las imágenes de las cámaras de seguridad de su vivienda que la víctima había ingresado al domicilio de los sospechosos.

"Quedé impactada cuando supe que estaba en la casa del ´Chimi´", sostuvo la vecina, identificada como Micaela, quien vive frente a la casa de Carlos y Agustín Chimielli (padre e hijo) y Liliana Sánchez, ubicada sobre la calle Juan Baustista Alberdi al 700, esquina Moreno, de Campana.

"Todo empezó el viernes a la noche cuando empezaron a preguntar en el grupo de WhatsApp por Alejandra, que había salido de su casa y no había vuelto. En uno de esos mensajes nos pidieron si podían revisar nuestras cámaras", explicó la mujer en diálogo con el canal Telefé.

Micaela recordó que Ana, hermana de la víctima y quien trabaja con su padre, fue hasta su casa para pedirle si podía revisar las imágenes de las cámaras, ya que solo sabía que Alejandra había salido a pasear a su perro y no había regresado.

"Con mi papá vemos estas imágenes (donde se la ve a la víctima ingresar a la casa de la familia Chimiello). Le avisamos a Anita para que corrobore si era la hermana, que para nosotros era seguro. Anita viene, corrobora que era la hermana, entonces se le avisa la policía", relató.

La testigo dijo que tras ello llegó a su vivienda la policía y la fiscal Ana Laura Brizuela, a cargo de la investigación, quien "chequeó la información de que era el domicilio de Chiminelli y pidió la orden para ingresar a la casa".

Micaela relató que a Alejandra se la ve ingresar a la casa de los acusados a las 17.27 y que a las 18.30 se ve entrar a "una persona de jeans blancos, que pensamos que era el padre (de Agustín) por la caminata lenta", ya que, explicó, había tenido un accidente hacía poco tiempo, por lo que se estaba recuperando y tenía la movilidad reducida.

La joven recordó que más tarde, cerca de las 19.30, "se ve que entra un auto", que creen que era manejado por Liliana Sánchez, también imputada en la causa, a quien en el grupo de WhatsApp de vecinos se le consultó si había visto a Alejandra por la zona de su vivienda, lo cual negó.


(Télam)