El juez federal de Esquel, Guido Otranto, procesó y dispuso la prohibición de salida del país de nueve manifestantes por los delitos de daño agravado y estorbo a un funcionario público en ejercicio de sus funciones, por la agresión al presidente Alberto Fernández cuando visitó Chubut por los estragos provocados por los incendios en la Patagonia en marzo pasado. El magistrado dictó embargos que van desde los 80 a los 500 mil pesos, y fijó la prohibición de salida del país. SOF/MG/OM NA