Dos jóvenes fueron procesadas hoy con prisión preventiva por el crimen de un hombre de 74 años que fue hallado con dos cuchillos clavados en la espalda, hace tres semanas, en su departamento del barrio porteño de Núñez, informaron fuentes judiciales.

La decisión del juez Alberto Baños, a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 38, recayó sobre Rocío Celeste Barreto Vera (20) y Ariana Belén Domínguez (20), a quienes consideró coautoras del "homicidio agravado por haber sido cometido con ensañamiento y alevosía en concurso real con el delito de hurto" de Adrián Enrique Muñoz.

En el auto de procesamiento, de 58 páginas, al que Télam tuvo acceso, el magistrado determinó que el crimen ocurrió 10 de mayo de 2021, entre las 19.40 y las 22.05, aproximadamente, en el interior del departamento "A", piso 2, de la calle Ciudad de la Paz 3397, en Núñez.

Un día después, su hija lo encontró asesinado en su habitación con dos cuchillos incrustados en la espalda y, tras un llamado al 911, comenzó la investigación del fiscal José María Campagnoli, de la Fiscalía del Distrito Saavedra-Núñez, que convocó a detectives de la División Homicidios de la Policía de la Ciudad.

"Se ha establecido pericialmente que la muerte de Muñoz fue producida por lesiones por arma blanca en tórax, hemorragia interna y externa; y que simultáneamente, las acusadas, Ariana Belén Domínguez y Rocío Celeste Barreto Vera estrangularon a Muñoz con un lazo atado en tres vueltas a su cuello, con la clara finalidad de provocarle también la muerte por asfixia", sostuvo el juez en su fallo.

La propia hija de la víctima contó en primer término que su padre solía llevar a su casa a mujeres con las que tenía relaciones ocasionales.

Pero fue un primer vecino el que le dijo a la policía que el lunes 10 de mayo, alrededor de las 19.30, vio entrar a Muñoz al edificio con dos jóvenes.

"A las 19.35 horas Barreto Vera y Domínguez ingresaron a la vivienda acompañadas por la víctima con quien mantenían una relación previa desde hacía varios meses", precisó Baños.

Un segundo testigo relató que alrededor de las 22 del mismo día, escuchó ruidos provenientes del departamento de la víctima pero que no le prestó demasiada atención porque luego oyó la apertura de la ducha del baño.

Minutos después, las cámaras de seguridad tomaron el momento en el que "ambas se retiran en forma escalonada y raudamente del edificio, tras haberle ocasionado la muerte a la víctima".

"A lo expuesto cabe anudar que la víctima yacía desnuda en el piso al momento de ser hallado sin vida. Esta situación de desnudez permite inferir que podría haber sido sorprendido en el marco de una práctica sexual que era justamente lo que predominaba en los encuentros que mantenían, conforme las vistas fotográficas acompañadas por los amigos de Muñoz", añadió Baños..

Para el juez, el hombre "fue sorprendido por las imputadas en una situación de absoluta indefensión, superioridad numérica y el uso de armas blancas que aumentaron notoriamente la capacidad de agresión de Berreto Vera y Domínguez en desmedro de

cualquier chance de Muñoz para defenderse".

"En cuanto a la sustracción de un teléfono marca 'Huawei' de la empresa 'Movistar', la suma aproximada entre cuarenta y ocho y cien mil pesos en efectivo, un revólver calibre .22 cromado y raquetas de tenis a mano de las imputadas, considero que la evidencia indica que las imputadas llevaron a cabo este accionar de manera aleatoria a su finalidad principal, que era la de quitarle la vida a Muñoz de la manera extrema aquí propuesta", indicó.

Según Baños, ambas acusadas "actuando sobre seguro con Muñoz ya fallecido o agonizando y sin posibilidad alguna de defenderse vieron la posibilidad de hacerse de algunos bienes propiedad" de la víctima.

"Es posible afirmar que la parte principal del plan criminal diseñado por las autoras (muerte de la víctima con ensañamiento y alevosía), fue exitosa, como así también aquella contingente (sustracción de sus pertenencias de valor, dinero)", agregó el magistrado, quien en el procesamiento también les trabó un embargo hasta cubrir la suma de siete millones de pesos. (Télam)