Cinco policías de Corrientes fueron procesados y continuarán detenidos por la muerte de Lautaro Rosé, cuyo cadáver apareció en aguas del Río Paraná en la costanera de la capital provincial tras una persecución policial en noviembre del año pasado, informaron fuentes judiciales.

Tras conocer la decisión de la jueza de instrucción 3 de Corrientes, Josefina González Cabañas, la madre de Rosé aseguró hoy que el fallo "es un paso favorable", pero advirtió que quiere "que se haga Justicia para que no haya otro Lautaro”.

Los cinco policías del Grupo de Intervenciones Rápidas (GIR) quedaron acusaos “por los delitos de abandono persona seguido de muerte, apremios ilegales e incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

La víctima fue hallada en aguas del rio Paraná dos días después de haber sido perseguido por personal policial junto a otro joven menor de edad, en un procedimiento en la costanera de la ciudad en la madrugada del 8 de noviembre de 2021.

Tras la decisión judicial, Juana Sotelo, madre de Lautaro, expresó hoy que aún aguarda "que caigan los once policías que estuvieron involucrados en los hechos”.

“No queremos que haya otro Lautaro”, dijo a Télam la mujer, quien agregó que “es muy difícil vivir con tanto dolor".

"Siempre espero a mi hijo, todos los días, no puedo creer que no va a regresar”, expresó Sotelo, tras lo cual afirmó que el 28 de abril su hijo cumpliría 19 años y la fecha “será otro golpe para todos los que lo extrañamos tanto”.

El informe difundido por el Poder Judicial, detalla sobre la resolución que la magistrada “tuvo por acreditado que cinco funcionarios policiales (…) les dispararon con armas antitumulto y provocaron que ambos (Rosé y su amigo) se arrojaran al río, mientras Lautaro gritaba que no sabía nadar, el otro adolescente logró salir del agua”.

Sobre el menor, señala que “fue abordado por ésos funcionarios quienes le propinaron golpes por todo el cuerpo, esposándolo y amenazándolo al mismo para que no contara nada de lo sucedido”.

“Hicieron caso omiso a los gritos de auxilio de Lautaro quien desapareció de las aguas, y fue hallado ahogado días más tarde en cercanías del lugar. Estos funcionarios tampoco dejaron registro de lo sucedido incumpliendo con los deberes inherentes a su cargo”, remarca el escrito judicial sobre el accionar de los policías.

Respecto del procesamiento y prisión preventiva, el abogado de la querella, Hermindo González, expresó su satisfacción, aunque señaló trabajarán en reunir más pruebas para buscar “el procesamiento del resto de los implicados”.

"Seguimos sosteniendo que los once miembros imputados, tuvieron participación en el hecho", remarcó el letrado en declaraciones a Radio Dos.

González, acompañó a hoy a Juana Sotelo, quién en diálogo con la prensa, agradeció el “acompañamiento de familiares, amigos y abogados y todos los que se suman en nuestro reclamo de justicia”. (Télam)