El jefe de la banda criminal rosarina "Los Monos", Ariel "Guille" Cantero, fue procesado hoy por un secuestro extorsivo y narcotráfico junto a otras 16 personas, de las cuales cinco están presas al igual que él, informaron fuentes judiciales.

El juez federal 3 de Rosario, Carlos Vera Barros, dictó el procesamiento de Cantero y de Leandro "Pollo" Vinardi como jefe de una banda narco que, a la vez, organizó el secuestro de Franco M., hijo de un empresario de la localidad santafesina de Arroyo Seco por el que cobraron un rescate.

La investigación del secuestro, ocurrido el 23 de julio último y por el que la familia de la víctima pagó 10.000 dólares y joyas, descubrió que detrás de ese delito había una red de venta de drogas al menudeo en dos localidades santafesinas cercanas a Rosario.

El juez acusó a Cantero y Vinardi -que cumple una condena a 13 años de prisión por homicidio- de "haber organizado y financiado la distribución y comercialización de material estupefaciente, cuanto menos, desde el 24 de julio de 2021 hasta el 2 de octubre de 2021, en las ciudades de Villa Gobernador Gálvez y de Arroyo Seco".

Por su parte, Cantero acumula 8 condenas por 96 años de cárcel y está preso en el penal federal de Marcos Paz, mientras que Vinardi cumple su condena en el penal santafesino de Piñero.

A su vez, el juez Vera Barro también procesó a otros 15 miembros de la banda, entre los que se encuentra el lugarteniente de Cantero, Leandro "Gordo" Vilches, condenado en el primero juicio a "Los Monos" en 2018.

Click to enlarge
A fallback.

De los 17 procesados, seis están en prisión, según indica la resolución a la que accedió Télam.

Además, Vera Barros procesó a Cantero y Vinardi por las lesiones que sufrió la víctima del secuestro y "robo agravado por el uso de armas y por haberse cometido en poblado y en banda".

El secuestro se inició la noche del 23 de julio pasado, cuando el hijo del empresario y un amigo fueron a un punto de venta de drogas situado en la calle Baigorria al 600, de Arroyo Seco.

Cuando el joven bajó del vehículo, fue interceptado por un Chevrolet Astra, del cual descendió un hombre vestido de policía y le dio la voz de alto, mientras que otro apareció por detrás, le dio un culatazo y lo obligó a subir al auto donde había otras dos personas.

La víctima fue trasladada hasta una vivienda de Villa Gobernador Gálvez donde permaneció cautiva unas dos horas, período en que los secuestradores se comunicaron con sus padres y les exigieron dinero por su liberación.

En ese tiempo los secuestradores le enviaron a la madre del joven, a modo de "prueba de vida", una fotografía del chico con los ojos vendados y dos pistolas apuntándole a la cabeza.

Tras el pago de 10 mil dólares y joyas que fueron entregadas en inmediaciones del Puente Cargill, de esa localidad, el joven fue liberado con algunos cortes y fracturas que le provocaron durante el cautiverio.

Los allanamientos ordenados en la investigación permitieron a los pesquisas descubrir, además, que el secuestro fue tramado por una banda que vende drogas al menudeo en el Gran Rosario, y que según el juez es organizada y financiada por Cantero y Vinardi.

El jefe de "Los Monos", que está detenido desde mediados de 2013, acumula condenas por 96 años y 8 meses, aunque el Código Penal establece que no pueden establecerse penas superiores a los 50 años de privación de la libertad.

La semana pasada, "Guille" firmó un juicio abreviado como jefe de una organización narco -delito por el que ya fue condenado en otras dos oportunidades- por el que recibió una sentencia a 12 años de cárcel. (Télam)