Dos jóvenes de 22 y 23 años quedaron bajo prisión preventiva como acusados de asesinar de dos puñaladas a un vecino en la localidad entrerriana de Federación, mientras que otros dos permanecen prófugos, informaron hoy fuentes policiales.

El homicidio ocurrió el pasado lunes cerca de las 22.50 frente a una vivienda de la calle Las Camelias, de la mencionada localidad del noreste de la provincia de Entre Ríos, donde residía la víctima, identificada como Juan Salazar (29).

Fuentes policiales dijeron a Télam que efectivos de la Departamental de esa localidad arribaron al lugar tras un llamado que indicaba que había un hombre gravemente herido de arma blanca.

En ese momento, los oficiales solicitaron rápidamente a una ambulancia, que trasladó al hombre hacia el Hospital San José, donde recibió las primeras curaciones y fue estabilizado.

Pero debido a la gravedad de las heridas, Salazar fue derivado al Hospital Masvernat, de la ciudad de Concordia, donde fue operado y falleció a raíz de una puñalada en el tórax, a la altura del corazón, y otra en la ingle izquierda, indicaron las fuentes.

Según pudieron reconstruir los investigadores, todo sucedió cuando Salazar se encontraba hablando con una vecina en la esquina de la casa donde vivía junto a su familia y su suegra y observó a cuatro jóvenes que golpeaban las manos en señal de llamado.

Click to enlarge
A fallback.

En ese momento, se acercó y, por motivos que se intentan establecer, las cuatro personas comenzaron a atacarlo con armas blancas.

La víctima escapó corriendo hacia la casa de su vecina, abrió el portón e ingresó, aunque alcanzado por los agresores, que siguieron con el ataque.

De testimonios surgió que los autores del hecho vivían en el mismo barrio, a poco menos de cinco cuadras de la casa de la víctima.

Personal de Investigaciones del Departamento de Policía de Federación identificó a los cuatro atacantes -dos hermanos y otros dos jóvenes, todos de entre 22 y 23 años- y el martes por la tarde realizó tres allanamientos que tuvieron como resultado la detención de dos sospechosos.

Ambos quedaron bajo prisión preventiva ayer, por disposición del fiscal María Josefina Penon Busaniche, de la Unidad Funcional de Instrucción de Federación.

En tanto, la policía continúa con la búsqueda de los dos sospechosos prófugos mientras se intentan establecer los motivos del ataque.

Testigos aseguraron que Salazar no tenía problemas con otros vecinos, mientras que los pesquisas descartaron la hipótesis del robo, ya que no tenía faltantes en sus pertenencias al momento de ser atacado, añadieron las fuentes. (Télam)