Un miembro de la Gendarmería Nacional de 35 años fue imputado hoy en la ciudad de Rosario con prisión preventiva por el asesinato de un adolescente de 15, al que persiguió en su automóvil varias cuadras tras un presunto intento de robo, informaron fuentes judiciales.

El crimen, cuyos pormenores comenzaron a ventilarse hoy en una audiencia imputativa, ocurrió la madrugada del 7 de marzo pasado en el cruce de las calles Sánchez de Bustamante y Leiva, en el barrio Saladillo, de Rosario, y la víctima fue identificada por los investigadores como Facundo Maximiliano Verón (15).

El cuerpo del chico fue encontrado baleado por la espalda en la vía pública alrededor de las 6 de la madrugada de ese día, recordaron fuentes del caso.

Tras una investigación, el último lunes fue detenido por el crimen de Verón en la sede de Gendarmería de Rosario Héctor Daniel Rivas, quien hoy fue imputado con prisión preventiva por dos años como el presunto autor del asesinato.

La jueza Trinidad Chiabrera aceptó la acusación planteada por el fiscal del caso, Adrián Spelta, quien a través de videos de cámaras de seguridad reconstruyó lo ocurrido esa madrugada, agregaron los informantes.

Según el fiscal, Verón y otra persona intentaron sustraer pertenencias del interior de un Peugeot 208 que se encontraba estacionado en calle Buenos Aires al 5500, a metros del domicilio del imputado.

De acuerdo a la investigación, los adolescentes intentaron romper la ventana del vehículo, lo que accionó la alarma y alertó a su dueño, el gendarme Rivas.

Spelta señaló que el hombre salió de su vivienda, subió al automóvil y persiguió a Verón y al otro chico, que comenzaron a escapar.

Para el fiscal, el gendarme alcanzó a Verón en Sánchez de Bustamante y Leiva, detuvo la marcha del auto, lo corrió unos metros a pie y le disparó en la espalda, para luego recoger de lugar la vaina servida y escapar del lugar.

Parte de la secuencia quedó grabada en cámaras de videovigilancia de la zona, explicaron las fuentes. (Télam)