Un adolescente de 17 años seguirá detenido con prisión preventiva como uno de los dos acusados de haber cometido el crimen del empresario Andrés Blaquier, asesinado de un tiro el 29 de octubre durante un asalto en el partido bonaerense de Pilar, informaron hoy fuentes judiciales.

Así lo dispuso esta tarde el juez de Garantías del Joven 1 de San Isidro, Fernando Manuel Ribeiro Cardadeiro, quien hizo lugar al requerimiento de la fiscal Paula Romeo, del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil.

Según las fuentes, el magistrado dictó la prisión preventiva para el acusado como coautor de los delitos de "robo agravado por el uso de arma de fuego y por resultar lesiones graves en concurso real con homicidio criminis causae agravado por la utilización de arma de fuego" en perjuicio de Magdalena de Elordy y su esposo Blaquier (62), quienes iban juntos en la moto cuando fueron asaltados.

De acuerdo a la imputación de la fiscalía, la mujer del empresario sufrió la fractura de la rótula de la pierna izquierda al caer del rodado por la violencia ejercida durante el robo.

A su vez, tras una audiencia en la que las partes expusieron sus respectivos argumentos, el juez dispuso que el adolescente quede alojado en el instituto de menores Almafuerte.

Para los acusadores, este adolescente de 17 años era quien conducía la moto en el que viajaba como acompañante el delincuente que disparó contra el empresario.

En su resolución, el magistrado tomó en cuenta que lo incriminó su propia novia, quien en una testimonial contó que el imputado le confesó su participación en el hecho, detallaron voceros judiciales.

También valoró el tatuaje que tiene de un beso, que se ve en su Instagram y en las imágenes del hecho.

Mientras que como presunto autor material del homicidio también está detenido con prisión preventiva un adolescente de 16 años.

El martes, el juez Ribeiro Cardadeiro también dispuso que siga alojado en un instituto de menores.

Si bien por el crimen del empresario fueron detenidos a las pocas horas Brisa Villarreal (18) y su novio Luciano "Lucianito" Jesús González (18), los investigadores profundizaron la pesquisa, ya que no descartaban otras hipótesis, entre las que se encontraba una banda de asaltantes en las que había menores de edad involucrados.

De hecho, el propio Lucianito en una de sus declaraciones apuntó al adolescente de 16 años ahora detenido.

El fiscal original del caso, Gonzalo Agüero, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Pilar, comenzó a dudar de la participación de "Lucianito" en el hecho cuando al indagarlo en tres oportunidades notó que no tenía en ninguna parte de su cuerpo las lesiones que debería presentar el verdadero autor del crimen.

Un testigo directo de la caída que sufrió el delincuente con la moto robada a Blaquier en el sitio donde luego quedó abandonada, había relatado a los investigadores que lo vio levantarse con una ceja, la nariz y el parietal izquierdo ensangrentados.

Por ello, el fiscal Agüero ordenó a la Policía buscar en los centros de salud cercanos el ingreso de algún paciente con ese tipo de lesiones.

Así fue como se detectó a través de las cámaras del Centro de Monitoreo del municipio de Escobar, que 40 minutos después del hecho, uno de los dos nuevos detenidos se había ido a atender al hospital Dupuy de Garín.

"En el hospital el chico dio una identidad y un número de DNI falso, y se escapó después de su primera atención en la guardia sin que le hubieran dado el alta", dijo a Télam una fuente judicial.

Para los investigadores, este chico de 16 años sería el autor material del crimen, ya que el delincuente que huyó con la moto de la víctima perdió el control de la misma a la altura del kilómetro 39 de la Panamericana, donde abandonó el rodado y siguió la fuga con su cómplice.

De esta manera, los pesquisas sostienen que el adolescente fue a atenderse al hospital luego de sufrir el accidente.

También se investiga si esta banda cometió días antes de asesinar a Blaquier otros dos robos de motos en los partidos de Tigre y Malvinas Argentinas.

El crimen de Blaquier, director del Negocio Agropecuario de la compañía azucarera Ledesma, se produjo el 29 de octubre por la tarde cuando el empresario circulaba por el kilómetro 50 de la Panamericana, en la zona norte del Gran Buenos Aires, junto a su esposa en una moto BMW 1200 de color negro, en sentido a provincia.

En esas circunstancias, el empresario fue abordado por dos delincuentes que iban a bordo de otra moto y lo amenazaron con un arma de fuego para robarle.

De acuerdo con los pesquisas, en esas circunstancias, uno de los asaltantes efectuó varios disparos contra Blaquier y la víctima recibió un tiro en el pecho, que más tarde le causó la muerte.

Tras el ataque, uno de los delincuentes se apoderó de la moto del empresario y escapó junto a su cómplice, pero cayó de la moto y la dejó abandonada. (Télam)