El principal sospechoso del crimen del oficial de policía Diego Gatica, quien murió anteayer tras resultar malherido durante un asalto cometido el 5 de este mes en San Luis, seguirá detenido con prisión preventiva, al tiempo que comenzó a ser juzgado por agredir a otro efectivo en 2020, informaron hoy fuentes judiciales.

En las últimas horas se llevó a cabo la audiencia de formulación de cargos para los seis imputados que tiene la causa, dos de ellos de 17 años.

Según las fuentes, la fiscal María del Valle Durán solicitó para estos dos adolescentes tres meses de prisión domiciliaria por considerarlos "partícipes" de la golpiza y el posterior robo.

También fueron imputados de "encubrimiento" los hermanos Enzo Colombo (20) y Esteban Colombo (29), a quienes se les atribuye haber comprado el rodado Venzo color blanco del policía.

Estos dos fueron trasladados a la Penitenciaría Local al igual que Mauricio Lautaro Cruz (20), el principal acusado del homicidio de Gatica (39).

Según las fuentes, la fiscal solicitó prisión preventiva para Cruz, quien iba a ser juzgado por agredir a otro policía a fines de 2020, cuando junto a tres personas golpearon a un comisario.

El joven estaba preso, salió este año en libertad y ayer iba a comenzar a ser juzgado por ese hecho aunque terminó preso por el crimen de Gatica.

Ese juicio comenzó hoy, antes de la audiencia por el caso del oficial asesinado, y la fiscal Virginia Palacios pidió tres años y seis meses de prisión para él.

Gatica murió casi una semana después de haber sido asaltado por delincuentes que le robaron su bicicleta y sus zapatillas, cuando transitaba por avenida Eva Perón, a la altura del barrio Tibiletti, en la capital puntana.

Ese día, el efectivo se encontraba de franco de servicio y había resuelto salir a andar en bicicleta, cuando los asaltantes lo atacaron a golpes y lo dejaron malherido.

El policía fue internado en un centro médico, donde quedó en coma y conectado a un respirador, con graves lesiones en el cráneo, y murió el domingo por la tarde.

Sus restos fueron inhumados hoy en el cementerio Jardín del Recuerdo, adonde llegó una larga caravana de familiares, amigos, vecinos y compañeros de la fuerza.

Por otra parte, un grupo de ciclistas, entre los que se encuentran amigos de Gatica, marcharán este jueves a Terrazas de Portezuelo para entregar un petitorio dirigido al gobernador Alberto Rodríguez Saá y pedir justicia. (Télam)