La justicia de Santiago del Estero dictó hoy la prisión preventiva para el acusado del femicidio de su pareja, María Soledad Taboada, asesinada de 11 puñaladas el mes pasado en la capital de esa provincia, informaron fuentes judiciales.

La medida dispuesta por la jueza de Género Cecilia Laportilla recayó sobre Bernardo "Berna" Florentino Díaz, a quien le imputó el delito de "homicidio agravado por el vinculo y mediando violencia de genero".

Según las fuentes, la fiscal Cecilia Gómez Castañeda solicitó la prisión preventiva por considerar que existían riesgos procesales, lo cual fue aceptado por la magistrada.

Por su parte, el abogado querellante, Franklin Moyano, informó a Télam que "la prisión preventiva es una de las primeras etapas, es un grado de mucha certeza que la persona ha sido culpable del hecho".

A su, vez, el letrado sostuvo que la causa avanza "rápidamente" y que ahora "se están peritando cuestiones técnicas, como los celulares, entre otros".

"Vamos a seguir trabajando ya que nuestro objetivo principal es lograr la cadena perpetua", afirmó.

Click to enlarge
A fallback.

El hecho sucedió el domingo 10 de octubre último, cuando Herrera obligó a la víctima a retornar a la casa en la que convivían en el barrio General Paz, de la capital santiagueña.

Una vez allí, la mujer fue atacada a golpes y apuñalada 11 veces, lo que le provocó la muerte un día después, cuando ya estaba internada en el Hospital Regional de la ciudad.

"Hay testimonios que son realmente graves, en donde hay una situación de violencia de género que ha tenido que sufrir Soledad", expresó Moyano, quien agregó que "las hermanas han contado todo lo que ella sufría, las constantes manipulaciones, violencia psicológica y moral".

"Ella (por Soledad) no podía salir sin el permiso de Herrera, si iba un gimnasio tenía que pedir permiso, tenía que mandar fotos de dónde estaba, si iba a su trabajo él la tenía que llevar y buscar", explicó el abogado.

Para el letrado, Soledad "estaba en una situación constante de agresividad y violencia en su condición de mujer a la que Bernardo Herrera la sometía".

"Herrera convivía con ella (Soledad) hasta el día del suceso, era una persona que la sometía a constantes amenazas, que ella no lo podía dejar porque si lo dejaba él la iba a matar y la última amenaza fue el día sábado y el domingo fue el asesinato", remarcó.

El abogado recordó que la víctima sufrió las puñaladas "en el cuello, garganta, cráneo y pulmón", y que "no ha tenido tiempo ni de defenderse", lo cual es "la conclusión de la pericia médica, ya que dice que muere por el golpe y penetración que tenía en el cerebro".

"Para nosotros no caben dudas que él la ha matado", dijo Moyano y sostuvo que "es importante evaluar todo el contexto que sufría ella para entender la situación de violencia de genero extrema que vivía".

"Nosotros creemos que este es el típico caso de femicidio, porque la persona creía realmente que Soledad le debía propiedad, que le correspondía por el solo hecho de ser mujer tenía que estar sometida a estos tratos", añadió. (Télam)