Un profesor de kickboxing fue condenado hoy a prisión perpetua por el femicidio de su pareja, a quien asesinó de una puñalada en el cuello en la localidad sanluiseña de Nogolí, en junio de 2018, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Hugo Heguaburo Olivera (33), quien fue hallado culpable del femicidio de Patricia Menedín (45), por la Cámara Penal 1, mediante un fallo unánime.

El hecho que sucedió en junio de 2018 en la vivienda que ambos compartían en la localidad de Nogolí, a 50 kilómetros de la capital puntana.

La victima era oriunda del sur del país, vivía en el pueblo desde hacía 10 años y trabajaba en las oficinas de turismo de la Municipalidad de Nogolí, en temas vinculados al medio ambiente.

Su cuerpo fue localizado en un sendero de la zona aledaña al casco urbano, donde había sido enterrado y, de acuerdo a los resultados de la autopsia, Menedín murió a causa de un "shock hipovolémico por una herida punzocortante con perforación de carótida”.

Además, la mujer recibió múltiples golpes en la zona del rostro y del cráneo, según constataron los forenses en su momento.

La investigación determinó que el acusado enterró el cuerpo y luego escapó, y días después fue capturado en Misiones.

Heguaburo, quien permanecía en la Penitenciaría Provincial desde su captura, declaró ayer ante el tribunal en forma presencial y, por recomendación de su defensor oficial, Esteban Sala, no respondió preguntas de los jueces ni de la fiscalía.

“Trato de entender qué pasó ese día, todos los días cuando me acuesto pienso en eso, cuando me levanto también, muchas veces estoy solo tratando de entender qué pasó, de recordar algo, pero tengo muchas cosas confusas en la cabeza”, dijo ante los jueces.

El hombre fue condenado por el delito de “homicidio calificado por el vínculo, por el ensañamiento y por mediar violencia de género”.

Para el Ministerio Público Fiscal existió en su accionar una concurrencia de delitos al “provocar de forma premeditada la muerte de una persona con quien se tiene un vínculo de pareja, provocándole un sufrimiento más allá de lo necesario y efectuando dicha acción en un contexto de violencia de género”.

El tribunal que actuó en la causa está integrado por Silvia Inés Aizpeolea, Jorge Sabaini Zapata y José Luis Flores, mientras que la acusación estuvo a cargo de los fiscales Ernesto Lutens y Esteban Roche. (Télam)