Un joven de 21 años fue condenado a prisión perpetua tras un juicio por jurados en el que fue hallado culpable de asesinar de un tiro por la espalda a un remisero durante un asalto ocurrido en noviembre de 2017 en la localidad bonaerense de Ciudad Evita, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de Gastón Ávila, quien fue condenado por ‘tentativa de robo calificado por el empleo de arma de fuego en concurso real con homicidio criminis causa" de Horacio Maximiliano Sánchez (36).

Al cabo del debate que se realizó en la Universidad Nacional de La Matanza, un jurado popular declaró a Ávila "culpable", tras lo cual el Tribunal en lo Criminal 4 de ese distrito, a cargo del juez Franco Fiumara, le impuso la pena de prisión perpetua.

El fiscal del juicio, Sergio Antín, había pedido en su alegato que el acusado recibiera la pena máxima como coautor del homicidio del remisero Sánchez, padre de cuatro hijos.

El hecho ocurrió el 11 de noviembre de 2017, alrededor de las 4.30, en la intersección de las calles 200 y avenida Central, en la localidad de Ciudad Evita, cuando Ávila, de entonces 19 años y otro joven, que está prófugo, asaltaron al remisero cuando abordaron su auto simulando ser pasajeros.

Cuando advirtieron que Sánchez no tenía dinero, le pegaron un tiro en la espalda y le robaron el teléfono.

A raíz de las graves lesiones que sufrió en la región lumbar izquierda, el remisero murió el 5 de diciembre de ese año.

Esta mañana, la madre del remisero, Nelida Puente, dijo a Télam que se siente conforme con el fallo.

"Aunque mi hijo no volverá a estar conmigo, me siento tranquila porque se hizo justicia. Le dieron 35 años. Ese asesino no sale más de cárcel para volver a matar", expresó la mujer.

"A mi hijo lo remataron por la espalda porque no tenía plata al momento del robo", agregó entre lágrimas la mujer, quien pidió que ahora la justicia encuentre al autor material del crimen de su hijo "para que tampoco salga más de la cárcel". (Télam)