Un joven de 23 años fue condenado a la pena de prisión perpetua en la ciudad santafesina de Reconquista tras ser hallado culpable del homicidio agravado por alevosía y hurto contra un hombre de 52 que estaba postrado en silla de ruedas por un cuadro de cuadriplejia, informaron hoy voceros judiciales.

Se trata de Lucas Aquino, condenado en un fallo unánime por el tribunal compuesto por Gustavo Gon, Norma Senn y Fernando Gazze, este último en calidad de conjuez.

Aquino, quien fue declarado reincidente por poseer dos condenas anteriores, fue enjuiciado por el homicidio de Bernardo Charpentier, un hombre nacido en Francia cuyo cadáver fue hallado por su cuidador en su casa de Reconquista, el 14 de mayo de 2018.

Charpentier, que tenía afectada la movilidad de piernas y brazos y trabajaba en el hospital de su ciudad, fue ultimado con numerosas heridas punzo-cortantes realizadas con dos cuchillos distintos en el tórax, una mano, cara, cuello y una oreja.

El homicida robó en la casa de la víctima un teléfono celular y un horno a microondas, que en la causa se determinó que cambió por estupefacientes.

Aquino poseía dos condenas anteriores, la primera de ellas de abril de 2016, cuando le dieron tres años de prisión de cumplimiento efectivo por el asalto a una mujer, a quien le causó un profundo corte en la cara.

Tras ser beneficiado con la prisión condicional, en octubre de 2017 fue condenado nuevamente a tres años de prisión de cumplimiento efectivo por el robo de una motocicleta.

Pero en marzo de 2018 fue puesto de nuevo en libertad luego de que el juez Gustavo Gon, el mismo que presidió el tribunal que ahora lo condenó a perpetua, transformó la pena de prisión efectiva a condicional, aduciendo informes favorables del Servicio Penitenciario. (Télam)