Un hombre fue condenado hoy a prisión perpetua tras ser juzgado por un jurado popular por el crimen de un joven de 23 años, asesinado a balazos en la espalda mientras caminaba por la vía pública, en febrero de este año, en la ciudad de Mendoza, informaron fuentes judiciales.

La pena máxima recayó sobre Rodrigo Zuñiga (24) por el delito de "homicidio agravado por alevosía" en perjuicio de Felipe Carrizo (23).

Fuentes judiciales informaron a Télam que la condena fue dispuesta esta tarde por la jueza técnica a cargo del debate, María Belén Renna, quien coincidió con el pedido del fiscal en jefe, Fernando Guzzo.

"Con objetividad, este Ministerio Público Fiscal ha demostrado la culpabilidad del imputado, vimos cómo en una hora y 26 minutos se realizaron todas las actuaciones y un testigo presencial señaló al imputado, sin haber hablado con nadie", aseguró el funcionario judicial tras el fallo.

El debate comenzó el lunes con la audiencia de selección y sorteo del jurado popular, siendo esté el segundo juicio mediante esta modalidad que se realizó este año.

Desde el martes se realizaron los alegatos de apertura y 19 testigos declararon antes de llegar a la sentencia.

Este jueves el jurado popular coincidió con el pedido de la fiscalía y encontró culpable a Zuñiga como autor del delito de "homicidio agravado por alevosía" y estableció que deberá cumplir una condena de prisión perpetua.

El hecho ocurrió el 5 de febrero de 2020, cuando la víctima caminaba por calle Delgado y Sarmiento, en el interior del barrio Belgrano, en la localidad de Guaymallén.

De las pericias surgió que Carrizo fue atacado sin mediar palabras a balazos y por la espalda por dos hombres que se movilizaban en una moto.

La víctima fue trasladada al Hospital Central y a las pocas horas falleció a causa de las heridas recibidas.

Los investigadores, con el aporte de testigos y elementos de pruebas levantados en el lugar, determinaron que el autor del ataque fue Zuñiga.

La fiscal Claudia Ríos, al reconstruir el hecho, señaló que el ataque fue por la espalda y sin previo aviso, el cual quedó captado por una cámara de seguridad de un comercio de la zona. (Télam)