Al menos dos presos que reclamaban no ser trasladados a otro módulo del complejo penitenciario Almafuerte, de Mendoza, tomaron como rehenes a dos guardiacárceles y permanecieron amotinados durante nueve horas hasta que los liberaron, informaron hoy fuentes judiciales.

La revuelta se inició ayer cerca de las 13 en un sector del complejo penitenciario en el que conviven once presos, quienes escucharon el rumor de que iban a trasladarlos a otro módulo de máxima seguridad de ese penal ubicado a unos 5 kilómetros de la capital provincial, indicaron las fuentes.

Por tal motivo, iniciaron una protesta en el marco de la cual capturaron a dos guardias penitenciarios, a quienes mantuvieron como rehenes.

"Alojadas en ese lugar había once personas que están privados de la libertad, quienes habían estado hace unos meses atrás en el módulo cinco, donde se alojan a las personas que tienen problemas de convivencia con el resto de la población penal, ya que es un sector de máxima seguridad", contó esta mañana a la prensa local la jueza de Ejecución Penal mendocina Mariana Gardey, quien estuvo en las negociaciones con los reclusos.

Sobre los reclamos de los amotinados Gardey contó "estos presos habían logrado, a través de una buena convivencia entre ellos, ingresar a este módulo chico y creyeron por rumores que iban a ser trasladados nuevamente el módulo cinco y esto habría sido el detonante de la toma".

"El módulo 5 es un lugar al que se va de manera voluntaria cuando el interno manifiesta tener riesgo de daño psicofísico. Para cuidarlos van a este sector de máxima seguridad, pero esto implica menor acceso de apertura porque muchos tienen problemas entre ellos y tienen recreo aislados. Cuando se logra la convivencia se los traslada a otro modulo", explicó Gardey.

Click to enlarge
A fallback.

El reclamo de los presos se extendió más de nueve horas, hasta que cerca de las 22.30, tras las negociaciones entre la jueza y uno de los presos, liberaron a los rehenes sanos y salvos, sin que se registraran tampoco daños dentro del módulo.

Sobre la negociación, la magistrada explicó que "se les dijo que no iban a ser trasladados a otro módulo y que van a permanecer en el actual".

Por el hecho se dio intervención a la Unidad Fiscal de Homicidios y Violencia Institucional, donde se llevan llevara adelante las actuaciones correspondientes. (Télam)