El policía detenido como acusado de matar de dos balazos a una joven de 20 años al tirotear el frente de una casa de la ciudad bonaerense de Bahía Blanca en la que se celebraba un cumpleaños, reconoció hoy ante el fiscal de la causa que disparó porque sintió “bronca” de haber sido retirado a los golpes de la fiesta, pero que “no fue su intención matar a nadie”, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Rodrigo Delgado (32), quien este mediodía fue indagado por el fiscal de Homicidios bahiense Jorge Viego, que le imputó el delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego” de Agustina Galarza (20), cometido la madrugada del domingo último.

(Télam)