Las divisiones de perros adiestrados de las policías de la Ciudad y de la provincia de Mendoza realizaron una semana de capacitación e intercambio en busca de perfeccionar el trabajo de los canes y sus guías para que intervengan en diferentes operativos de seguridad, informaron hoy fuentes de las fuerzas.

Los primeros conceptos tácticos de ambos grupos policiales, conocidos como División K9, se dieron de manera virtual durante el período de aislamiento por la pandemia del coronavirus y esta semana los efectivos mendocinos arribaron a la Ciudad de Buenos Aires para armar una agenda de trabajo práctico con sus pares porteños.

La capitación estuvo coordinada por el jefe del Departamento Fuerzas Especiales, Comisario Inspector Guillermo Vasallo; el jefe de la División Operaciones Metropolitanas (DOEM), comisario Alejandro Larrarte; el subcomisario Jefe de la Sección K9 Hernán Giuliodori y jefes de las restantes divisiones de Fuerzas Especiales.

Los perros de la División K9 detectan explosivos, narcóticos y armas de fuego, intervienen en operaciones tácticas como allanamientos, tomas de rehén y situaciones de emergencia.

Según las fuentes, la Sección K9 dentro del Grupo Especial de Seguridad de la Policía de Mendoza se creó luego del Primer Congreso Nacional de Fuerzas Especiales, organizado por la Policía de la Ciudad en 2019.

Allí, se realizó una exhibición de los perros K9 y se destacó su entrenamiento y la particularidad de que el animal no trabaja en agresión sino que forma parte del grupo, además de tener varios guías.

En consecuencia, la policía de Mendoza decidió contactarse con el Departamento de Fuerzas Especiales con interés especial en la Sección K9 para tomar conceptos de guía en pos de la creación de la homónima sección. (Télam)