La madre de Josías Galeano, el adolescente de 15 años que desapareció el 30 de abril pasado y el viernes último fue encontrado muerto en un bañado de las afueras de la localidad correntina de Oberá, pidieron hoy que se lleve a cabo una nueva autopsia sobre el cadáver de su hijo para determinar las causas de su deceso.

A su vez, los investigadores aguardan para las próximas horas que declare el único detenido que hay por el hecho.

"Identifiqué a mi hijo por los tatuajes que tenía, pero también vi golpes", aseguró hoy a la prensa local Carolina Martínez, la madre de Josías, quien describió que ver los restos de su hijo en la Morgue Judicial de Posadas, donde ayer se llevó a cabo la autopsia, "fue terrible, impactante".

Sin embargo, debido al avanzado estado de descomposición del cadáver, los médicos forenses que practicaron la necropsia no pudieron establecer la causa de la muerte, por lo que la mujer solicitó que el cuerpo permanezca en la morgue y se realice una nueva autopsia.

"Tengo muchas dudas porque desde el primer momento hubo irregularidades (…) Estoy segura de que a mi hijo lo torturaron", sostuvo la madre de Josías y agregó: "No sé de dónde saco fuerzas, pero no voy a dejar esto así. Quiero saber qué pasó, quién le hizo esto y por qué. Que no me vengan con que no se sabe cómo lo mataron. No me voy a conformar con eso."

En ese sentido, la mujer dijo que no confía "en la Policía" ya que los efectivos "hicieron todo, desde la supuesta búsqueda hasta el levantamiento del cuerpo", al tiempo que recordó que ella denunció que "golpeaban" a su hijo y "la Justicia" no la "respaldó".

"Acá se tapan todos, por eso quiero peritos de Gendarmería u otra fuerza", subrayó Carolina, quien adelantó que el miércoles próximo volverá a marchar al Centro Cívico de Oberá para pedir por el esclarecimiento del hecho.

"Primero marchamos para encontrar a Josías, pero lo encontramos muerto. Ahora vamos a marchar por justicia, para que se esclarezca todo y paguen todos los culpables", señaló la mujer.

Por el caso hay un detenido, identificado como Andrés Texeiras (24), quien fue apresado el viernes pasado en un yerbal situado sobre la ruta provincial 13, en la localidad de San Vicente, luego de que testigos aparentemente lo vincularon con la desaparición de Josías.

Mientras que ese mismo día, el cuerpo del adolescente fue hallado en un bañado de las afueras de Oberá, aunque en un primer momento no pudo ser identificado a simple vista por el estado en el que se lo encontró.

Al parecer, el detenido habría confesado el crimen a un familiar e indicado donde se hallaba el cuerpo.

"Todo se basó en las hipótesis de las declaraciones que ya teníamos respecto de una confesión que había hecho Texeiras en una oportunidad, quien fue encontrado en una zona de monte por un sujeto que prestó declaración bajo juramento", contó a la prensa Rubén Duarte, jefe de la Unidad Regional II de Oberá.

Según el jefe policial, "se hizo un rastrillaje en el arroyo Yazá, en el barrio San Miguel, en el bañado y en la zona de Abranzon, donde justamente el día viernes fue encontrado el cuerpo" y que "con la detención de Texeiras y con otras declaraciones fue necesario ahondar el rastrillaje en la zona de bañado del barrio ProSol".

En tanto, los pesquisas realizarán un cotejo de ADN para confirmar la identidad del cuerpo hallado. (Télam)