Un fiscal pidió hoy la pena de prisión perpetua para una mujer acusada de matar a puñaladas a su pareja en 2020 en su casa en Rosario, informaron fuentes judiciales.

En el marco de un juicio oral que comenzó a desarrollarse hoy en el Centro de Justicia Penal de Rosario, el fiscal Alejandro Ferlazzo en su alegato de apertura solicitó que se condene a Celina Aidé Herrera (61) a prisión perpetua por considerarla autora del homicidio de Roberto Ascurra (50).

Según la fiscalía, la acusada de "homicidio calificado por mediar una relación de pareja" asesinó a Ascurra a puñaladas en la casa de ella el 5 de julio de 2020.

De acuerdo a lo expuesto por Ferlazzo ante el tribunal Integrado por los jueces Román Lanzón, Nicolás Vico Gimena e Ismael Manfrín, ese domingo 5 de julio ambos concurrieron a un cumpleaños de un amigo que tenían en común, con quien compartían peñas folclóricas y a quien habían conocido unos 10 meses antes del hecho.

Posteriormente, cerca de las 17.30, regresaron a la casa de ella donde él pasaba los fines de semana.

Siempre según la teoría del fiscal, tres horas después, la acusada llamó al 911 diciendo que había "hincado" a su pareja.

Al llegar la policía al domicilio de Herrera, ubicado en el Pasaje Urdinarrain al 8.400 del barrio de Fischerton Norte, encontró al hombre tirado boca arriba en un patio de esa vivienda.

Según los peritos, Ascurra presentaba dos heridas de arma blanca -que nunca fue hallada-, una en la zona del tórax y otra en la cabeza, a la altura del ojo, que le provocaron la muerte en el lugar.

El funcionario judicial dijo a los jueces "que pese a haber analizado los hechos con perspectiva de género, no existieron agresiones por parte de Roberto hacia Celina" y "que los exámenes médicos practicados a la imputada determinaron que no tenía lesiones".

Sin embargo, en su alegato, el abogado defensor, Jorge Bedouret, presentó otra teoría y acusó al fiscal de "no haber aplicado perspectiva de género".

Describió a Celina como "una mujer que toda su vida fue víctima de violencias físicas y psicológicas por parte de su madre y de sus parejas, incluido Roberto Ascurra".

Según la teoría presentada por la defensa en su alegato, "Herrera mató a Ascurra por accidente, al intentar defenderse de una agresión que le dejó lesiones en los brazos y piernas", por lo que solicitó su "absolución".

La mujer que actualmente tiene 61 años, fue detenida el mismo día del hecho y alojada en la Unidad Penitenciaria número 5 de la Cárcel de Mujeres en Rosario.

Según adelantaron a Télam fuentes judiciales, el veredicto en primera instancia será dado a conocer la semana próxima. (Télam)