Las compañeras de la militante feminista María Florencia Gómez, asesinada hace un año en la localidad santafesina de San Jorge, renovaron hoy el pedido de justicia y aseguraron que la mujer "militaba" para evitar que se registraran más femicidios, al participar de una vigilia y una marcha por el aniversario del crimen.

En tanto, cerca de 100 personas también participaron de un acto en Plaza de Mayo, en la Capital Federal, en el que criticaron el accionar de la justicia debido a que el caso continúa impune.

Familiares, amigos, militantes del Partido Comunista (PC) de Santa Fe -al que estaba afiliada la mujer- y de organizaciones feministas protagonizaron una movilización por el esclarecimiento del asesinato de Florencia, por el que no hay ningún detenido.

"Sabemos que estamos siendo acompañados y que cada día 12, con las actividades que realizamos, siempre obtenemos algún resultado porque la gente se acerca para aportar alguna versión", dijo a Télam Diego Urteaga, uno de los hermanos de Florencia.

Gabriela Gómez, otra de las hermanas, aseguró a una radio local que "la lucha es como familia" y agradeció la participación de vecinos y activistas, al destacar "a todas las personas que desde su lucha se hacen eco en la nuestra".

María Florencia fue asesinada a golpes de puño y con un objeto contundente –presumiblemente un piedra encontrada a pocos metros de su cuerpo- pasado el mediodía del 12 de octubre de 2020.

Click to enlarge
A fallback.

Su cuerpo fue encontrado en un camino rural, cerca de un cañaveral, a unos mil metros de donde termina el ejido urbano de San Jorge, localidad del departamento San Martín de la provincia de Santa Fe.

Gómez, madre de dos hijas, militaba en el PC de San Jorge e iba a ser candidata a concejala por esa fuerza política, y en 2015 había fundado contra otras mujeres "Las Chuecas", una agrupación feminista que luchaba contra la violencia de género.

A un año del crimen no hay ningún imputado por el hecho y los más de 30 exámenes de ADN realizados a personas de su círculo cercano dieron resultado negativo.

Sin embargo, tanto el fiscal del caso, Omar De Pedro, como la querella que representa a la familia, guardan esperanzas de que aparezca alguna pista que permita resolver el caso.

"Florencia fue una de las fundadoras de 'Las Chuecas'. Flor militaba para que esto no ocurra y hoy seguimos sosteniendo las velas como en estos 12 meses, como ella lo hubiera hecho", dijo a Telam Constanza Idiart, activista de la organización, quien agregó que se necesita "una respuesta por Florencia y por las demás" porque el autor del crimen "está caminando suelto por la ciudad".

El fiscal De Pedro se mostró cauto en diálogo con Télam acerca de la calificación legal del asesinato, puesto que aún no tiene claro el móvil ni identificado al autor o los autores.

También se investiga si Florencia fue víctima de abuso sexual antes de ser asesinada hace un año, cuando aparentemente había salido a caminar por esa zona de la ciudad, actividad que hacía de modo habitual.

Idiart dijo que las actividades que se realizaron hoy en San Jorge, que consistieron en un ruidazo y caravana por la localidad, una marcha y una vigilia frente de la Fiscalía, fue "por la memoria y justicia de Florencia y por el resto, porque uno se siente decepcionada, porque los femicidios son moneda corriente en todas partes y a cualquier hora".

La responsable de género de la Federación Juvenil Comunista (FJD), Rebeca Barberán, sostuvo por su parte que "todo femicidio es un crimen político" y recordó que la Justicia rechazó el pedido de convertirse en querellante del PC.

"Nosotras sabemos que con el resultado negativo del ADN la Fiscalía va a necesitar explorar otras posibles hipótesis si es que realmente quieren saber qué le pasó a nuestra compañera", dijo a través de un comunicado.

Al respecto, Lucía Chelía, integrante de la FJD, resaltó durante un acto en Plaza de Mayo que el pedido "a la justicia para ser querellantes en la causa fue denegado" y si bien hubo una apelación "hasta ahora no han dado ningún tipo de respuesta".

Cerca de un centenar de personas del PC y de la FDJ participaron de la marcha frente a la Casa Rosada con pancartas que decían "Justicia por Florencia", "Todas podemos ser Flor" y "En 2021, un femicidio cada 37 horas".

"Tenemos la necesidad de que se implemente la Ley Micaela que justamente Flor era una de las que se estaba capacitando para dar ese tipo de formación, seguramente a los mismos integrantes de la justicia que ahora nos deniegan nuestro pedido de ser parte de la querella", aseguró Chelía. (Télam)