Un fiscal solicitó la elevación a juicio de la causa por la cual un policía de la Ciudad se encuentra procesado con prisión preventiva por el femicidio de su pareja, integrante de la misma fuerza, quien fue asesinada de un tiro en la cabeza disparado con su propia arma reglamentaria en marzo pasado en una vivienda del barrio porteño de Villa del Parque, informaron hoy fuentes judiciales.

El pedido fue formulado por Juan Pedro Zoni, a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 34, ante la jueza del mismo fuero 8 Yamil Susana Bernan, quien el 11 de marzo último procesó a Germán Luis Matías Baigorria (29) por el delito de "femicidio triplemente agravado por el vínculo de pareja, por haber mediado violencia de género y por haberse cometido mediante el empleo de un arma de fuego", cuya pena en expectativa es la de prisión perpetua.

La víctima del crimen fue identificada como Sol Ana Acuña Bilbao (24), también integrante de la Policía de la Ciudad, quien fue hallada muerta de un tiro en la cabeza, efectuado con su propia pistola calibre 9 milímetros reglamentaria, la madrugada del 1 de marzo en la vivienda de Terrada 2530, de Villa del Parque.

De acuerdo con la investigación, horas antes la joven había salido con una amiga y en ese período se inició una discusión por Whatsapp con Baigorria, ya que no le creía y le reprochaba estar con otro hombre.

Al regresar alrededor de las 3 a su casa, siguió la discusión con gritos, llantos y forcejos, advertidos por los vecinos, hasta que en determinado momento, según el fiscal, el joven tomó el arma reglamentaria de Acuña Bilbao y la ejecutó a corta distancia cuando ella se encontraba arrodillada en el piso.

El mismo Baigorria fue quien dio aviso al 911 y manifestó que Acuña Bilbao se había suicidado, misma versión que sostuvo al ser indagado por la jueza Bernal, ante quien declaró que la joven se disparó con su propia arma tras una pelea.

De acuerdo con el requerimiento de elevación a juicio del fiscal Zoni, de los peritajes realizados se desprende "que la víctima no tenía residuos de disparo en su mano hábil, mientras que el imputado sí tenía rastros en su mano de un disparo que, según él, no ejecutó", por lo que indica su responsabilidad en la muerte de la mujer.

Según lo informado por el Ministerio Público Fiscal (MPF) en su sitio institucional www.fiscales.gob.ar, Zoni sostuvo que el femicidio ocurrió "en el marco de un contexto de violencia de género que sufría la víctima, dado que durante la relación de pareja el imputado ejercía violencia psicológica sobre ella celándola incesantemente, revisándole el teléfono celular al punto de tener que borrar los mensajes para que no los leyera y fastidiándose también si ella recibía amistades en la casa en que convivían".

Asimismo, el funcionario judicial dio por probado que Baigorria "ejercía violencia física, desplegándose tanto al enojarse y romper objetos de su domicilio como también sobre la propia víctima, a quien atacó en más de una oportunidad".

"Así, el presente hecho debe entenderse como un punto culminante dentro de la situación de violencia de género vivenciada por la fallecida", explicó.

Por todo ello, el fiscal Zoni solicitó que el policía sea juzgado como responsable del delito de "homicidio doblemente agravado por el vínculo de pareja y por haber mediado violencia de género".

Acuña Bilbao era una oficial que hacía un año y medio formaba parte de la Policía de la Ciudad y cuyo último destino fue la Comisaría Vecinal 12B, mientras que Baigorria se desempeñaba en Servicios Especiales de Tránsito de la Ciudad.

Luz Acuña Bilbao, hermana de la víctima, contó a Télam que ambos se conocieron en 2018 en el curso de ingreso para la Policía de la Ciudad, y que, desde ese momento, él empezó a ser violento con ella.

Sin embargo, su hermana no lo quería denunciar por temor a complicarlo en el trabajo, y una vez le dijo: "Si el día de mañana me encontrás muerta, ya sabés quién fue", según relató. (Télam)