Un fiscal pidió que cuatro personas vayan a juicio oral acusadas de integrar una organización destinada a la comercialización de cocaína y marihuana en las localidades bonaerenses de Azul y Olavarría, informaron hoy fuentes judiciales.

El pedido fue formulado por Santiago Eyherabide, a cargo de la Fiscalía Federal 1 de Azul, quien solicitó que se eleve la causa a juicio oral tras presentar un escrito, en el cual manifestó tener "prueba recabada sobre trece hechos de comercio de drogas" sucedidos entre enero de 2020 y mayo de 2021, y en los cuales intervinieron los cuatro detenidos.

De acuerdo al requerimiento elaborado por el Ministerio Público, a los imputados se les acusa de realizar transacciones de dinero de aproximadamente un millón y medio de pesos a cambio de grandes cantidades de marihuana.

Según informaron en el portal fiscales.gob.ar, la investigación inició en marzo del 2021 luego de la detención de dos hombres cuando circulaban en un auto por la ruta provincial 51 con 17 kilos de marihuana, los cuales estaban ocultos en el baúl del vehículo con 500 mil pesos.

A partir de ello, los pesquisas establecieron que los dos detenidos se dirigían a ver a dos de sus proveedores para devolverles los estupefacientes que "estaban en mal estado" y también para abonarles una deuda por otras sustancias adquiridas previamente.

En ese contexto, el fiscal Eyherabide identificó al hombre y la mujer que le habían vendido la droga a los apresados y determinó que "eran una pareja tenía su base de operaciones en las localidades de Glew y Olavarría, donde proveían marihuana y cocaína a, por lo menos, dos organizaciones que comercializaban las sustancias en las localidades de Azul y Olavarría".

"Las transacciones entre los proveedores y la organización que operaba en Azul, se concretaban, a pedido de algún miembro, por vía telefónica o a través de la aplicación WhatsApp", añadieron las fuentes.

Por último, los investigadores señalaron que la provisión de droga y los pagos "tenían una misma logística".

"Convenido el pedido, se disponía el envío de la sustancia estupefaciente desde Glew a través de vehículos que tomaban la ruta 205 con destino a Saladillo o General Alvear. En un sector convenido se dejaba la droga a la vera del camino", aseguraron los voceros. (Télam)