Dos fiscales elevaron hoy a juicio la causa en la que doce personas, entre ellas dos menores de edad, fueron detenidas y acusadas de integrar una banda dedicada a la venta de drogas en el barrio Padre Mugica, en Villa Lugano, la cual está presuntamente liderada por el narco más buscado del país apodado "Dumbo", quien permanece prófugo de la justicia y por quien se ofrece una recompensa de cinco millones de pesos.

Fuentes judiciales aseguraron que el pedido fue formulado por María Alejandra Mángano, y Diego Alejo Iglesias, a cargo de la fiscalía federal 12 y de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), respectivamente, y deberá ser resuelta por el juez federal 11 Julián Ercolini.

Los imputados son Arturo Andia Ormeño; Renzo Alexis Saval Soria; José Andrés Fernández Muñoz; Kurt Bruno Casanova Chambergo; Roberto Javier Recinas Rojas; Nick Gerald Guido Alcalde; Juan Rolando Sono Hereña; Noel Palomino Reyes; Jorge Walter Vázquez; Víctor Hugo Auccapuri San Miguel; y dos menores de edad identificados con las iniciales J.M.M y T.L.M.V.

Según el pedido de elevación a juicio, al que tuvo acceso Télam, los doce imputados están acusados de haber formado parte de una "organización destinada principalmente a la distribución y comercialización de sustancias estupefacientes, con dominio territorial en la Platea 11 del barrio Padre Múgica, en el sector central del contiguo asentamiento Bermejo del barrio de Villa Lugano y en la Villa 1-11-14 del Bajo Flores; organización que habría operado al menos desde el 16 de noviembre de 2018 hasta el 16 de junio de 2021".

De acuerdo al escrito de los fiscales, para concretar la maniobra delictiva, la banda "se valía del aporte de personas que oficiaba como 'satélites', el uso de armas de fuego y de 'marcadores' -algunos de ellos menores de edad- que se encontraban ubicados en diferentes sectores de los que puntos de venta del material estupefaciente".

Según la investigación, los "marcadores" utilizaban equipos de comunicación para alertar sobre las personas que ingresaban al barrio como sobre la presencia de personal de las fuerzas de seguridad.

Para los fiscales, "los integrantes de la banda se manejaban con custodios –que portaban armas de fuego entre su ropa y exhibían a transeúntes de forma intimidante-; quienes también brindaban seguridad dentro del barrio para que la organización criminal desarrolle su actividad ilícita de venta de material estupefaciente".

En ese sentido, explicaron que los narcos “utilizaban tachos de basura, heladeras y/o sillones”, que eran colocados “en las calles en forma de ‘barricadas’ para impedir el ingreso de vehículos a esa zona”.

De acuerdo a los fiscales, la organización comercializaba los estupefacientes “especialmente en inmediaciones de un pasillo con forma de L que tiene ingreso por la calle sin nombre que nace en Av. Castañares”; como así también en cercanías “del jardín de infantes del barrio Bermejo, en el comedor comunitario del barrio y en la cancha de fútbol frecuentada por los menores que habitan el lugar”.

En cuanto a los compradores que llegaban al barrio, los fiscales dieron por probado que “eran guiados por ‘marcadores’ de la organización al interior de la zona, previa requisa que les practicaban a las personas que allí se presentaban”.

“El material estupefaciente era acopiado y fraccionado en distintos departamentos utilizados por la banda ubicados en la Platea 11 –Fases 2 y 3- del barrio Padre Mugica; desde los cuales luego trasladaban al barrio Bermejo y a otros sitios cercanos para su comercialización; tarea en la que participaban menores de edad. En la Platea 11 la organización guardaba el dinero producido por la venta al menudeo del material estupefaciente”, indicaron los funcionarios judiciales.

Los fiscales señalaron además que “la organización criminal se encuentra liderada por Raúl Martín Maylli Rivera alias “Dumbo” –prófugo en el caso-, máximo responsable de organizar las actividades ilícitas impartiendo directivas a los integrantes” de la banda, y quien también “sería el encargado de supervisar la concreción de las operaciones de venta para lo cual proveía el dinero necesario para su realización”.

Dumbo tiene pedido de captura nacional e internacional desde el 20 de mayo último y poco más de un mes después, el 24 de junio, el Ministerio de Seguridad publicó el ofrecimiento de una recompensa de cinco millones de pesos a quienes puedan aportar información útil para dar con su paradero.

Con anterioridad a esta causa, Maylli Rivera fue investigado por integrar la organización liderada por Marco "Marcos" Estrada González, el narco condenado a 24 años de prisión por comandar "una empresa" que controló la venta de drogas entre 2009 y 2017 en la villa 1.11.14 del Bajo Flores porteño.

Su nombre salió a la luz a mediados de mayo pasado, cuando se registraron balaceras protagonizadas por bandas dedicadas al narcomenudeo en el barrio Padre Mugica, lo que derivó en un reclamo de seguridad por parte de los vecinos. (Télam)