Un fiscal de juicio pidió que se condene a cinco años y seis meses de prisión a un joven acusado de haber provocado la muerte de un comerciante textil de 75 años, en diciembre del 2018, cuando conducía alcoholizado y a más de 100 kilómetros por hora en el barrio porteño de Puerto Madero y chocó contra el auto en el que circulaba la víctima, dijeron hoy fuentes judiciales.

El fiscal Juan Manuel Fernández Buzzi solicitó además que Facundo Denegri (25) sea inhabilitado para conducir vehículos por un plazo de diez años.

Denegri llegó al debate oral en libertad y acusado del delito de homicidio con dolo eventual en perjuicio del comerciante Alberto Hambra, pero el representante del Ministerio Público Fiscal (MPF) aseguró durante su alegato que el hecho se encuadraba como un "homicidio culposo por la conducción imprudente”.

En tanto, consideró como agravante que el joven manejó “bajo los efectos de estupefacientes, con un nivel de alcoholemia igual o superior a 1 gramo por litro de sangre y con un exceso de velocidad de más de treinta kilómetros por encima de la máxima permitida en el lugar del hecho”, además de violar las señales de tránsito, según informó el MPF en su sitio institucional www.fiscales.gob.ar.

Por este motivo, el fiscal Fernández Buzzi solicitó al Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 5 que Denegri sea condenado a cinco años y seis meses de prisión y, a diferencia de la querella, que pidió su detención inmediata, solo requirió que se mantenga la prohibición de salida del país y se retenga su pasaporte.

Durante su alegato, Fernández Buzzi dio por probado que a las 8 de la mañana del 22 de diciembre de 2018 Denegri salió del Casino de Buenos Aires a bordo de su automóvil Volkswagen Golf GTI y a la altura donde la calle Julieta Lanteria hace una prominente curva, el joven se cruzó de carril y derrapó a una velocidad aproximada de 115 kilómetros por hora.

En esas circunstancias, embistió de frente la camioneta de Hambra, quien falleció en el acto como consecuencia del impacto.

Entre los elementos de prueba, el fiscal tuvo en cuenta la declaración de un testigo, el informe de los efectivos de la Prefectura Naval Argentina (PNA) que intervinieron en la causa; el examen de alcoholemia y la presencia de varias botellas con bebidas alcohólicas en el auto de Denegri.

En cuanto al cambio de imputación, Fernández Buzzi afirmó: “La ley 27.347 prevé una retribución punitiva más severa para los casos de imprudencia grave sin necesidad de forzar el dolo eventual (…) este es un caso de imprudencia grave, lo que no significa que sea un hecho intrascendente: es absolutamente grave, que debe ser sancionado y que merece reproche penal."

El juicio continuará mañana con el alegato de la defensa de Denegri, quien es hijo del empresario de Claudio Marcelo Denegri, uno de los principales directivos de la empresa de módulos y sanitarios portátiles Basani.

(Télam)