Un total de 23 efectivos de la Policía de San Luis fueron pasados a disponibilidad por su participación en el operativo realizado el domingo pasado en la plaza central de la capital puntana, donde fueron reprimidos jóvenes que participaban en un concurso de rap, informó hoy la propia fuerza.

Mediante un comunicado a través de la oficina de Relaciones Policiales, el jefe de la Policía de dicha provincia, Darío Neira, dispuso en el día de hoy el pase a disponibilidad de 6 oficiales y 17 suboficiales que prestan servicios en la Unidad Regional 1 y la Dirección de Operaciones.

La medida fue adoptada a los efectos de atribuir y/o deslindar responsabilidades por la conducta desempeñada durante la intervención desarrollada el pasado domingo, donde fueron detenidas nueve personas que participaban de un festival cultural, indicó el comunicado.

Ayer, el ministro de Seguridad de la provincia, Luciano Anastasi, expresó preocupación y pidió disculpas por el accionar policial asegurando que “no existe justificación alguna para que haya tenido ese desenlace violento”.

Por otro lado, desde la agrupación Suena el Bajo, convocaron a un festival contra la violencia policial, que se realizará este viernes 5 de agosto en Plaza Pringles, en el mismo sector donde la policía llevó a cabo los procedimientos y ocurrieron los disturbios.

El festival se desarrollará bajo la consigna "El arte no es delito" y desde la agrupación invitaron a artistas de todos los rubros, de todos los espacios y organizaciones que quieran sumarse y protestar contra la violencia policial. (Télam)