El ministro de Seguridad de Santa Fe, Marcelo Sain, dijo hoy que los delitos predatorios, como robos y arrebatos, constituyen “un llamado a todo el conjunto de la sociedad” porque en la ciudad de Rosario “la mitad de la población es pobre” y destacó la caída de homicidios en enero a casi la mitad en relación al mismo mes de 2020.

“Me dicen que los delitos aumentaron y los números dicen que no es así”, aseguró el funcionario durante una conferencia de prensa realizada en Rosario.

El ministro agregó que “el problema es la violencia letal en Rosario” y, en ese sentido, afirmó que “bajaron el conjunto de homicidios en enero”.

De acuerdo a las estadísticas criminales que elaboran en forma conjunta por el Ministerio Público de la Acusación (MPA) y el Observatorio de Seguridad provincial, en enero último se registraron 13 homicidios en el departamento Rosario, contra 23 de enero de 2020.

Las ciudades del Gran Rosario contabilizaron el año pasado el 55,7 por ciento de los asesinatos ocurridos en la provincia.

Enero de 2021 fue el mes de menor cantidad de hechos de homicidio ocurridos en Rosario desde 2014, con excepción del mismo mes de 2019 cuando también se registraron 13 muertes por uso de violencia altamente lesiva, según las estadísticas oficiales.

Sain destacó la caída de los homicidios y dijo en relación a los “delitos predatorios” -robos, arrebatos, entraderas- que son “un llamado a todo el conjunto de la sociedad”.

“En Rosario la mitad de la población es pobre y eso da un contexto de violencia. Sé que hay mucha expectativa que esto se resuelva con seguridad”, afirmó el ministro y agregó que “algunas cosas podemos resolver, y otras no”.

El jefe de la cartera de Seguridad también se refirió al asesinato de Luciano Nahuel Gómez, un joven baleado en una plaza de Rosario delante de su hijo de 4 años, y a casos de balaceras que tienen como víctimas a menores de edad.

“Los chicos no quedan en medio de las balaceras. Los sicarios van y tiran a todo”, aseguró el ministro.

Sain dijo que “cambió mucho la cultura criminal” atento a que “no tienen problemas en llevarse puesta a una persona con menores adelante y a cualquier hora”.

El funcionario hizo esas declaraciones al encabezar una reunión de la Mesa en Seguridad de Rosario de la que participaron el secretario de Gobierno municipal, Gustavo Zignago, el subsecretario de Seguridad provincial, Germán Montenegro, los jefes de la policía de Rosario y de las fuerzas de seguridad federales. (Télam)