(Por Ernesto Zambrini)

Con más de 1.200.000 personas controladas, casi 8.000 infraccionadas y 180 vehículos secuestrados desde el inicio de las restricciones del 9 de abril pasado por el aumento de contagios de coronavirus, las autoridades del Ministerio de Seguridad consideraron que se cumplió el objetivo de disminuir la circulación vehicular en toda la zona del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Según las estadísticas de la mencionada cartera nacional, que fueron aportadas por las cuatro fuerzas federales que participaron en los controles vehiculares en el AMBA, desde el primer decreto firmado por el presidente Alberto Fernández el 9 de abril último se controlaron 1.234.086 personas y se labraron infracciones a 7.712 de ellas porque no contaban con la habilitación para circular.

Además, fueron controlados 857.363 automóviles y se secuestraron 181, los cuales quedaron a disposición de los distintos juzgados interventores.

Con estos datos, el secretario de Seguridad, Eduardo Villalba, aseguró hoy que la evaluación sobre los controles realizados a la circulación vehicular a raíz del decreto para evitar los contagios del coronavirus fue "buena", porque se registró una disminución de entre el 34 y el 67 por ciento en el movimiento según la autopista utilizada, y resaltó el trabajo coordinado entre las fuerzas de seguridad federales y las policías de la Ciudad y la provincia de Buenos Aires.

"Tenemos algunos indicios de números que nos pasa Seguridad Vial y los organismos que gestionan las distintas autopistas, y la evaluación es buena, más allá del funcionamiento de los controles, las incomodidades, de los pasos interjurisdiccionales y las colas, el objetivo que era reducir la circulación se ha cumplido", dijo a Télam el funcionario nacional.

Villalba explicó que el descenso en la circulación vehicular fue "muy alto" en algunas autopistas y alcanzó el 67 por ciento, según el día.

"Según qué autopistas y qué rutas y días, ha habido disminución de circulación de entre un 34 por ciento y hasta un 67 por ciento. El objetivo del DNU firmado por el presidente Alberto Fernández era ese, disminuir la circulación", agregó el secretario de Seguridad nacional.

Además, Villalba resaltó el trabajo realizado coordinado entre las fuerzas federales de seguridad y las policías tanto de la Ciudad como de la provincia.

"Fue muy buena la reunión que hubo el viernes 21 de mayo en la Jefatura de Gabinete de Ministros, en la que participó la ministra Sabina Frederic y los dos ministros Seguridad de Ciudad y Provincia y los ministros de Transporte, porque eso ayudó a los criterios de control", dijo.

Respecto a los controles que se realizarán a partir del lunes, cuando venza el último decreto que impedía la circulación de personas no esenciales, Villalba explicó que "las fuerzas federales volverán al mecanismo anterior de controles en todos los accesos a la ciudad y en el AMBA entre las 20 y las 6".

En tanto, Gabriel Fuks, secretario de Articulación Federal de la Seguridad, también sostuvo que "el balance fue bueno desde el punto de vista de restricción de la circulación".

"Estamos conformes, tuvimos complejidades que eran previsibles pero la circulación bajó mucho", sostuvo el funcionario, quien añadió que hubo un descenso del 31 por ciento en el transporte de pasajeros, datos obtenidos a través de la tarjeta SUBE.

Fuks destacó el trabajo de las cuatro fuerzas federales (Policía Federal, Gendarmería Nacional, Prefectura Naval y Policía de Seguridad Aeroportuaria) para controlar el cumplimiento del decreto presidencial.

"Era necesario un cierre mucho más estricto y hubo un consenso de todas las provincias que apoyaron el DNU, ya que si bien estos datos son del AMBA en todo el país hubo una merma de la circulación", afirmó el secretario. (Télam)