El padre del motociclista que murió tras ser atropellado por un abogado con su camioneta, con el que había tenido una discusión de tránsito en el partido bonaerense de Vicente López, dijo hoy que espera que el acusado que estuvo tres meses prófugo "no salga libre" y afirmó que con su familia trata de "no entrar en el revanchismo, ni en el odio".

"Espero que no salga libre, que pague, nuestro abogado se está encargando de eso. Lo único que tratamos de luchar como familia es de no entrar en el revanchismo ni en el odio, que es lo que no nos hace bien a nosotros, poder reconstruir nuestras vidas en base al amor que nos tenemos y no queremos bajarnos de ahí porque nos mantiene fuertes", expresó Gustavo Giménez al canal Todo Noticias.

El padre Julián Gustavo Giménez (28), piloto de Aerolíneas Argentinas, recordó que Santiago Tomás Mazzini (37), el abogado detenido esta mañana durante un allanamiento en la vivienda de un hermano, en la localidad bonaerense de Don Torcuato, "asesinó" a su hijo porque tuvo la "intención de hacerlo".

"El tipo se escapó, este tipo asesinó, tuvo la intención de hacerlo porque nadie le tira encima un auto a un motociclista sin posibilidad de escape sino es para lastimarlo. Así que eso está probado y tendrá que pagar por eso", aseguró.

Gustavo Giménez sostuvo que espera que "se haga justicia por lo que pasó, sobre todo por la memoria de Julián porque él en sí era muy justiciero".

"En la parte personal no me cambia nada, de pelearla día a día como si fuera que tenemos que ganar las próximas 24 horas sin él junto con la familia, con mi esposa y con los demás. Ahora se viene a cerrar la parte administrativa donde está actuando la justicia para con esta persona", señaló el hombre, quien indicó que "ni siquiera se arrepintió".

Click to enlarge
A fallback.

El padre de la víctima si con su familia entran "en una especie de compulsa" en busca de justicia se desviarán "de lo que es la vida".

"Tengo una nieta que llega en febrero que es de mi hija mayor. Extrañamos muchísimo a Julián pero tenemos una familia enorme, somos gente de bien y de trabajo, tenemos que vivir", explicó.

Por último, Giménez dijo que "si esto deja una enseñanza a la sociedad es que no hay que entrar en la ira por cosas que no valen la pena".

"Estar con un ataque de ira porque te rompen el espejo y que termina en un asesinato me parece un poco exagerado, le pido a la gente que piense en el prójimo", concluyó. (Télam)